Si el sexo te aburre, sigue estos consejos

Si estás atravesando una etapa en la que el sexo te aburre o ya no te divierte ni te gusta, quizá deberías probar cosas nuevas y más atrevidas antes de pensar en terminar la relación con tu pareja. En ocasiones, la monotonía, el estrés y la cotidianidad hacen que el sexo deje de ser divertido para convertirse en una carga u obligación. Por eso, si el sexo ya no te divierte, sigue estos consejos.

Prueba nuevos lugares

Si la monotonía llegó a tu cama y el sexo te aburre, llegó el momento de inyectarle nuevas emociones y sensaciones a tu vida sexual. Cuando ya no sientes emoción ni adrenalina a la hora de tener sexo con tu pareja es momento de probar lugares nuevo. Piensa en un nuevo hotel, una playa, un elevador o en algún sitio que te llene de adrenalina y le devuelva la diversión a tu vida sexual. Pueden irse de fin de semana y experimentar aquello que los saque de la rutina.

Otras posiciones

Hacerlo siempre en las mismas posiciones también aburre. En lugar de limitarse a la del misionero prueba otras posturas. Compra un Kamasutra y atrévete a cambiar y a experimentar con juguetes sexuales. Intenta hacerlo con disfraces o crea historias que te saquen de la monotonía. Habla con tu pareja al respecto y dile que prueben también con aceites, frutas, chocolates o todo aquello que hace divertido el sexo. Se vale de todo siempre y cuando la otra persona también esté segura.

Club swinger

Si de plano ya no te motiva nada de lo anterior, entonces puedes probar un club swinger. Antes de tomar la decisión debes estar segura de que realmente quieres hacerlo, ya que esto puede herir a tu pareja si no tienen una buena comunicación. Incluso, a ti misma podría no gustarte. Por eso, debe ser una de las últimas alternativas para devolverle la diversión al sexo. Muchas parejas terminan separándose después de ir a un club swinger, así que piénsalo bien y platícalo con tu hombre.

Si a pesar de todo el sexo ya no te divierte o tu pareja no está dispuesta a experimentar entonces conviene que le des un respiro a tu relación. Si esto no ayuda, entonces aléjate definitivamente. Primero explórate y conócete más a fondo para saber qué es realmente lo que quieres.

Este video te puede gustar