Técnica del beso Singapur para tener encuentros sexuales más divertidos 😈💑💏

 Para que el sexo en la relación no se vuelva monótono, es importante de vez en cuando probar cosas distintas. El beso Singapur, conocido también como “pompoir” es una buena opción que puedes  considerar. Conoce más acerca de esta práctica y aplícala en tu vida sexual.

Beso Singapur o “chupadora”

Esta técnica también es conocida como “pompoir” (en francés significa algo parecido a “chupadora”). Ayuda a que la monotonía no se presente en la pareja. Pese al nombre, en este técnica no se utiliza la bosa, sino el músculo pubocoxígeo para estimular el pene de la pareja. Los movimientos son parecidos a los del sexo oral, pero se usa la vagina. Parece complicado, pero no lo es.

Paso a paso

Tu pareja debe permanecer quieta y tranquila, para que puedas montarte encima. A continuación debes realizar una serie de movimientos para poder llevar a cabo el beso Singapur. Aprieta con los músculos pélvicos mientras él te penetra. Los movimientos son similares a los que haces cuando orinas. (Como tip: cada que vayas al baño, trata de hacerlo en pausas. Después, recostada en tu cama, mete tus dedos en tu vagina y trata de hacer el mismo movimiento, notarás la sensación de presión. Ya dominado este movimiento podrás hacerlo con él). Expulsa su miembro de ti. Replica el movimiento que realizas cuando quieres sacar un tampón. Sólo enfócate en pujar. Succiona de nuevo y repite los pasos: aprieta, sume y contrae. Mientras más practiques, podrás hacerlo de manera ininterrumpida y cambiando el ritmo. Las bolas chinas pueden ayudarte a fortalecer tus músculos pélvicos. No olvides usar lubricante, te ayudará a que todo sea más fácil.

Si deseas disfrutar más del sexo con tu pareja, usen otras posiciones y luego regresa al beso Singapur. Cuando tu pareja esté por eyacular haz esta práctica, ambos lo agradecerán. No olviden usar protección y orinar después del sexo.

Este video te puede gustar