El sexo oral como arte de dominación femenina

Hasta hace algunos años, se tenía la idea errónea de que el sexo oral era únicamente una fuente de placer para ellos. Esa idea ha cambiado con el paso del tiempo, hasta llegar a la idea de que el sexo oral es una forma de dominación femenina (en el buen sentido).

La felación y la mujer

Aunque muchas chicas aún se espanten al escuchar esta palabra en público, disfrutan en lo privado. Es importante que sepas que no tiene nada de malo que tus labios y boca provoquen y exciten a tu pareja. Al contrario, deberías de tomarlo como un cumplido. Cuando practicas una felación, te sientes poderosa, pues estás manipulando una de las zonas más vulnerables de un hombre. Siéntete satisfecha contigo misma por proporcionarle placer y disfrútalo tú también.

La dominación femenina deja de lado los clichés

Para que puedas disfrutar al máximo del sexo oral con tu pareja, debes dejar de lado todos los clichés y tabúes. Para eso, puedes seguir estos consejos:

  • Al empezar el jugueteo sexual, jamás pases por la mente de tu chico la idea del sexo oral. Así, al momento en que lo reciba, será una verdadera sorpresa para él.
  • Los besos en diferentes zonas del cuerpo sirven para ir calentando el terreno. Entre más cerca sean los besos de la zona genital, más se emocionará él.
  • Baja suavemente y detente en cada rincón de su cuerpo de manera sensual. Si aún no se quitan la ropa, puedes empezar a acariciar su pene por encima de la ropa.
  • Quítale la ropa de un modo tan pausado que lo vuelva loco por que continúes acariciándole.
  • Para dejarlo un rato más en suspenso puedes darle unos besos, luego recorrer su cuello y pecho hasta ir bajando más y más.
  • Ya en el pene, primero da besos tiernos y después comienza a lamer la zona genital. Imagina que estás disfrutando un delicioso helado. Mientras, ayúdate de tu mano para acariciar su escroto y perineo.
  • En cuanto su pene esté erecto por completo, comienza la dominación femenina. Introdúcelo en tu boca y saca lentamente. Repite el movimiento algunas veces. A partir de ese momento, puedes ir variando en tiempo y tipo de succiones. (Ten cuidado con los dientes y los movimientos demasiado rápidos).

Tú tienes las riendas

No olvides que durante el sexo oral la que tiene el poder eres tú. Para que la dominación femenina se cumpla de la manera más satisfactoria debes sentirte cómoda tú. Si no quieres que él se entrometa, amarra sus manos, eso lo excitará aún más. Tip: nunca muestres en la primera felación toda tu experiencia. Deja que él poco a poco imagine todo lo que eres capaz de hacer.

Este video te puede gustar