Sexo de reconciliación: por qué es el mejor

Dicen por ahí que el sexo que más sabor tiene es el sexo de reconciliación. Tal vez sepas de lo que hablo, pues luego de tener una ardua pelea con tu pareja, se enciende algo en sus cuerpos y terminan en la cama teniendo la sesión más intensa de placer. ¿A qué se debe eso?

¿Sólo sabe así luego de discutir?

La intensidad de discusión en una pareja, varia, pues hay que recordar que cada uno de nosotros somos únicos. Algunas personas son más intensas que otras, pero si todos sabemos negociar, podemos llegar a acuerdos antes de que el conflicto sea un dolor de cabeza. Lo interesante es que cuando discutimos, nuestra mente nos ayuda a ver de otra forma al otro. Así podemos notar cosas que lo hacen diferente y eso nos vuelve a atraer.

Efecto “Luna de miel”

Se le llama así a la emoción que se siente tener sexo luego de haber discutido. Hay una conexión con la que se percibe tranquilidad. Al finalizar abrazas a tu pareja y piensas que todo se ha calmado. Sin embargo no es así, por un momento podrán sentirse mejor, pero el sexo no resuelve los problemas sin hablar y dejar en claro todo. Créeme, disfrutarán más del sexo y de su relación si hablan y dejan en claro sus sentimientos y deseos para que así el sexo sea muy satisfactorio.

No olviden cuidarse aún en el sexo de reconciliación

Discutes con tu pareja y luego se encienden los ánimos para que terminen en la cama. Está bien, disfruten, pero háganlo con precaución. Aún en sexo de reconciliación no debe olvidar usar condón. Sino terminarán con un embarazo no planeado.

Lo más importante siempre, es hablar y decir lo que pensamos o queremos. Nuestra pareja no adivina lo que tenemos en la mente y si no se lo decimos, jamás sabrán qué hacer al respecto.

Este video te puede gustar