Ser mujer es cool; lo que no lo es, es vivir en un mundo sin valores

A pesar de que el globo terráqueo parece ser un mundo sin valores, aún tengo fe en que los buenos seamos más. Soy mujer y me siento orgullosa de ello. Lo malo, es que otras mujeres y yo hemos aprendido a vivir con miedo debido a que la sociedad se ha quedado sin educación. Antes creía que la violencia hacia las mujeres solo se presentaba en algunos países, pero ahora estoy más consciente de que en los sitios más cercanos también podemos sufrir. Vivo en la Ciudad de México, una ciudad en la que parecía que nuestro bienestar era lo primordial.

Somos fuertes

Recuerdo que hasta hace algunos años, se tenía la idea de que las mujeres habíamos nacido solo para hacernos cargo del hogar. Ya sabes: tener hijos, hacer la comida, limpiar la casa y atender al marido. ¡Pfff! Qué ideas tan retrógradas. Desde que las mujeres empezaron a luchar por sus derechos, se ha logrado que participemos en actividades realmente importantes. Ahora, podemos votar, postularnos para ser presidentas o, si queremos, también podemos ser astronautas o grandes científicas. No hay nada que nos pare, bueno, pero sí pueden haber muchas personas que en el camino se ensañen en ponernos el pie. Si de algo me he dado cuenta es que un ser humano puede ser el peor enemigo de otro.

Todas juntas contra el mundo

Por desgracia, la forma en la que se está desenvolviendo el mundo parece ser nuestro principal enemigo. Seguro ya has escuchado sobre las nuevas modalidades de secuestro o de que siempre el principal foco de alerta se dirige hacia nosotras. Antes, escuchabas acercan de gente que secuestraba y pedía rescate. Ahora ya no es así, se rapta a personas y se deja de saber de ellas. Niños, niñas, jóvenes, todos nos hemos convertido en víctimas. Ya no importa la edad que tenemos o nuestro nivel socio económico, todos podemos estar en peligro. No sólo se trata de ese tipo de violencia, pues si somos objetivas, la forma en que nosotras nos referimos a otras, es grosera.

Sin duda, el mundo sin valores está así por culpa de todos. Seguro tú o tu amiga más cercana se ha expresado mal de alguna chica que obtuvo algo que ustedes no. “Esa zorra le bajó el novio”, “seguro obtuvo ese puesto por revolcarse con el jefe”. Así es, todo eso, dicho por una mujer hacia otra mujer. ¿Cómo podemos exigir que otros nos traten bien si nosotras mismas no lo hacemos?

Vivimos en un mundo sin valores

Después de todo lo que vemos o leemos en los medios de comunicación, tendemos a echarle toda la culpa a los hombres. Es un hecho que la sociedad es machista, pero ahora ya no es algo que solo tiene que ver con los hombres. No los defiendo, pero también hay que aceptar que la maldad ha invadido el corazón de hombres y mujeres por igual. Ahora se sabe de muchas mujeres que efectúan ataques hacia otras mujeres, sin importar el motivo. Ya no se trata sólo de hombres luchando por el poder, sino de mujeres dañando a otras mujeres. No entiendo en qué momento ellas han aceptado ser partícipes de actos tan atroces que dañan a otras.

Quiero ser libre

Vivir con miedo no es vivir, estoy consciente de ello. El miedo nos debilita poco a poco y hace que veamos enemigos en todas partes. Andar en un mundo sin valores no es lo mejor, pero debemos continuar. De nada sirve que nos detengamos, tenemos que continuar y luchar por un mundo mejor para todas. Quiero ser feliz, libre y no sentir miedo de salir a la calle. Deseo despertar sin tener miedo de no volver a casa, de no ver una vez más a mi familia o de no poder concluir todos esos sueños que tengo. Aún me falta mucho por vivir y sé que a ti, como a mí, también te falta mucho camino por recorrer. Sé que si todas luchamos por nuestro bienestar podemos lograr un mundo en el que no tengamos que salir con miedo.

Este video te puede gustar