Ser la tercera persona en una relación abierta…

Fue hace unos años cuando lo conocí. Un amigo me lo presento, el acababa de llegar a la ciudad y necesitaba alguien que le guiara por algunos días. Así que accedí, mi amigo me había contado que este chico tenía una novia en casa. Sin embargo la conexión entre ambos era innegable.

El chico ideal pero con novia

Teníamos los mismos intereses, los mismos gustos y me llevé mejor con él que con casi cualquier otra persona. Como necesitaba conseguir un lugar para vivir, le ofrecí mi casa mientras encontraba algo más. Un par de días en mi casa se convirtieron en 2 meses. Paso de dormir en la cama de huéspedes a mi cama. Al principio nos excusábamos con habernos quedado dormidos viendo la tv, hasta que por fin el dio el primer paso para hablar de nuestros sentimientos.

Estas son las reglas de una relación abierta, para las que quieran intentarlo

“tengo una relación abierta”

En otras palabras, tanto él como su novia acordaron que también podían salir con otras personas. Nunca había hablado con su novia, pero confiaba en su palabra. Llego el día en que el le contó a su novia que estaba saliendo conmigo y fue ahí donde comencé a salir con una pareja. Ser la tercera persona en una relación abierta no es divertido, sobre todo cuando el le hablaba a la novia y yo me moría de los celos.

Si eres una novia posesiva o celosa… ¡esto te interesa!

Comenzamos a ser una pareja disfuncional

Desde que acepte la relación abierta mis celos se asomaban con mucha frecuencia. El y yo discutíamos todo el tiempo. Incluso llegaba a sacar a la conversación a su novia para compararme con ella. Las discusiones solo rondaban el hecho de que existía alguien más en la relación (su novia)

Me comparé con todas las chicas a las que miró y me pregunté si las elegiría antes que a mí. Cada vez que pensaba en su otra novia, me sentía inadecuada hasta el punto de enfermarme del estomago. Poco a poco caí en una gran depresión.

Tipos de depresión, aprende a identificar la que padeces

Decidí terminar la relación

Después de acabar con mi relación abierta, me di cuenta que necesitaba valorarme nuevamente y dejar de comprarme con las otras mujeres. Pero sobre todo no volver a entregarle mi corazón a alguien con una relación abierta.

Sigo apoyando plenamente a las parejas poliamorosas y las relaciones abiertas, pero también sé que ser parte de una no me funciona personalmente.

Este video te puede gustar