Percibes una presencia… ¿será un fantasma o solo tu mente jugándote una broma?

¿Sola en casa leyendo esto? Realmente espero que no lo estés. Si es así y percibes una presencia, no te asustes es algo muy común. Nos ha pasado a todas alguna vez, esa sensación de que alguien esta a tus espaldas vigilando cada movimiento que haces, e incluso esperando el momento adecuado para hacer un contacto físico contigo. Es una sensación aterradora que muchas veces se acompaña de un ligero escalofrío. Esa sensación de que hay alguien cerca aunque no puedas verlo tiene una explicación.

¿Es algo sobrenatural?

Muchos investigadores han intentado explicar de forma racional este fenómeno. De hecho, diseñaron un experimento en el que se le permitió a algunas personas “sentir” la presencia. Se reclutaron alrededor de 48 voluntarios que nunca habían experimentado la sensación de presencia con el fin de alterar algunas señales neuronales en determinadas regiones de sus cerebros. Teniendo los ojos tapados, estos sujetos debían manipular un robot con sus manos. Al mismo tiempo, dicho robot trazaba los mismos movimientos a espaldas de los voluntarios.

El resultado fue que cuando los movimientos ocurrían al mismo tiempo, los sujetos de prueba no percibían nada fuera de lo común. No obstante, cuando estos movimientos no ocurrirán al mismo tiempo, algunos de ellos afirmaban sentir la presencia de un fantasma en la habitación. Algunos de ellos sintieron tanto miedo, que pidieron que se les quitará la venda de los ojos. El experimento confirmó las partes del cerebro asociadas a este fenómeno, y son aquellas asociadas con la conciencia de uno mismo, el movimiento u la posición del cuerpo en el espacio.

En pocas palabras

Tu cerebro es el único responsable de la sensación de presencia. Te explico por qué pasa esto. El cerebro puede confundirse calculando mal la posición de tu propio cuerpo, y esto crea la sensación de que hay alguien más. Identifica el movimiento como si este fuese de otra persona. Cuando el cerebro presenta alguna anomalía neurológica, o cuando es estimulado por un robot, puede crear un cuerpo ficticio que representa el propio.

Los fantasmas son una ilusión

Hablando en términos psicológicos, de hecho son una ilusión. Se trata de una distorsión perceptiva, ya que es una percepción equivocada de un objeto concreto. A todos nos ha pasado alguna vez haber escuchado pasos en la parte de arriba de casa o sentir que alguien viene siguiendo nuestros pasos. La vida cotidiana está llena de experiencias ilusorias. De hecho, la ansiedad, miedos patológicos y esquizofrenia están relacionados con este fenómeno.

Finalmente, una cosa es lo que dice la ciencia y otra muy diferente haberlo experimentado. La creencia sobre lo paranormal siempre estará peleado con la racionalidad. Sí existen o no los fantasmas es una opinión personal. Al respecto hay un sinfín de verdades y también muchas mentiras. Tú escoges en lo que quieres creer.

Este video te puede gustar