Señales que te indican que tienes química con ese chico

Cuando de amor se trata, siempre nos guiamos por las distintas señales que se presentan en una relación. No importa qué tan sutiles o evidentes sea, estas nos ayudan a dar el siguiente paso. En este sentido, en ocasiones pueden ser miradas, gustos en común. Conoce más sobre las señales que te indican que hay química con el chico que te gusta.

Un par de miradas son suficientes

Desde que conociste a ese chico, sucedió algo especial, pues sólo bastó con mirarse para sentirse atraídos. Sin embargo, esto no termina allí. En ocasiones, cuando están juntos hay periodos largos de silencio, pero no se sienten incómodos. Sólo necesitan verse a los ojos para saber qué todo está bien. Inclusive han creado una especie de lenguaje secreto con base en la forma cómo se miran.

 No paran de reír cuando están juntos

Por experiencia te digo que las relaciones más lindas son aquellas en las que la risa inunda el ambiente. El buen humor aminora los problemas, hace que el tiempo pase más rápido e inclusive es un buen afrodisiaco. Por tanto si tu crush y tú no paran de reír ni un segundo cuando están juntos, hay mucha química entre ambos.

Nunca se aburren juntos: una de las mejores señales

Cuando una persona nos encanta solemos pasar mucho tiempo con ella. Incluso cuando no estamos juntos de forma física procuramos enviarnos mensajes para saber del otro. Sin embargo, todo tiene un límite y nos damos cierto espacio porque se han terminado los temas de conversación. Incluso puede suceder que nos aburrimos un poco. Por tanto si ninguna de esas situaciones te parecen familiares es porque realmente quieren estar juntos.

 Tienen gustos en común

 Esta es una señal muy común, aunque no siempre es bueno tener gustos en común. Al hablar siempre de lo mismo, las personas tendemos a aburrirnos y a buscar cosas nuevas. Sin embargo, cuando hay química entre ambos no importa que hablen de lo mismo cincuenta veces. Siempre encontrarán una nueva perspectiva de aquello que los apasiona. Además, esto los hace investigar cosas nuevas y hablar de ello. En consecuencia, es un ciclo infinito en el que ambos comparten sus intereses.

Este video te puede gustar