Señales que indican que no eres tan buena en la cama como creías

El sexo es un aspecto fundamental dentro de cualquier relación. No importa si es amorosa o una en donde solo los une la atracción. El problema es que muchas personas sienten que son grandiosas en el sexo, cuando en realidad no lo son. Hay algunas señales que pueden ayudarte a saber si no eres tan buena en la cama como creías. ¿Quieres averiguarlo?

Nadie nace con experiencia

Es importante decir que nadie nace sabiendo cómo hacerle para tener intimidad de manera exitosa. Es algo que se va aprendiendo conforme se adquiere experiencia. No solo hay chicas que son malas en la cama, también es algo que se presenta en los hombres. En este caso, nos enfocaremos en los detalles que indican cuando una mujer no es tan buena como pensaba. Toma nota.

Te da miedo

Está claro que nadie, jamás, tiene por qué obligarte a hacer algo que no quieres. Ya sea en la cama o en cualquier otra faceta de tu vida. Sin embargo, para que el sexo sea divertido debes evitar a toda costa la monotonía. Puedes aceptar nuevas experiencias siempre y cuando te sientas cómoda con lo que estás a punto de hacer. No eres tan buena en la cama si te da miedo o vergüenza usar un atuendo super sensual o algún lubricante. También demostrarás tu falta de seguridad si temes que tu pareja te vea desnuda. Hay mujeres que prefieren estar a oscuras para que así no se vean sus imperfecciones. Despreocúpate si ese es tu caso, pues tu pareja se fijará en todo menos en esos pequeños detalles.

Abusas de la comunicación

A casi todas nos gusta hablar mucho, con nuestros amigos, la familia y con cualquier ser que nos lo permita. El sexo es uno de los pocos momentos en que la comunicación sale sobrando. Está bien decir alguna palabra o halago, pero no más. Si te la pasas hablando durante todo el sexo, distraerás a tu pareja. Incluso puedes ocasionar que pierda el interés en el momento. El silencio ayuda a que exploten sus otros sentidos en otros niveles. Si no quieres demostrar que no eres tan buena, evita hacerlo. Por el contrario, quedarte callada tampoco resulta tan bueno. Habla sobre lo que te gusta o no para disfrutar al máximo de cada encuentro sexual.

¿Qué opinas?

Este video te puede gustar