Señales para identificar a una persona falsa

Lidiamos día a día con muchas personas. En el trabajo, la calle, el gimnasio, etc. Sin embargo, resulta un tanto desconcertante encontrarte a estas personas que en un principio se ven muy amables y terminan clavándote el cuchillo por la espalda. Los seres humanos somos sociales, aprender a identificar a una persona falsa podría evitarnos un montón de problemas. Así que si tú pecas de creer que todos en este mundo son buenos, deberías prestar más atención a lo siguiente.

La sonrisa de una persona

Es un gesto que genera empatía. Una forma muy fácil de comenzar una conversación o una interacción. Sin embargo, hay de sonrisas a sonrisas. La sonrisa auténtica lleva los músculos cigomáticos hacia arriba y los ojos se hacen chiquitos. A esta sonrisa se le llama Duchenne, gracias a Guillaume Duchenne el primer hombre en investigar el lenguaje corporal. De hecho, los ojos son la clave para detectar una sonrisa falsa. A la sonrisa falsa se le llama sonrisa Panam. El nombre proviene de las aeromozas que trabajaban en la aerolínea Panam quienes tenían que sonreír de manera diplomática a los pasajeros. Se identifica porque la persona tiene los ojos abiertos, no hay patas de gallo, los dientes inferiores se muestran en vez de los superiores. Con solo ver los ojos de una persona puedes identificar si su sonrisa es falsa.

Estas personas te cuentan quienes son de más

Las personas falsas buscan ser el centro de atención, siempre ser mejores en el ámbito de la alimentación, trabajo, ejercicio, familia. Una persona auténtica no tiene la necesidad de decir quién es, solo lo demuestran. No tienen una obsesión por enseñar lo que hace o lo que piensa. Una persona falsa te hace muchos halagos y exagerados. Estas personas tratan de hacerte un halago pero se siente el insulto detrás. Por ejemplo: ¡qué bonita está tu blusa, se ve que te ayuda esconder la panza!

Son pasivo-agresivos

 

Es difícil saber lo que les molesta, lo que piensan y lo que opinan. No se atreven a resolver los problemas de frente, entonces la tensión entre las dos partes siempre está en conflicto. Evitan a toda costa la confrontación, se callan lo que piensan o lo dicen a un tercero para que la persona con la que están enojadas se entere.

Siempre están en el chisme

Hablan a espaldas de cualquier persona. Opinan sobre absolutamente todo. Cuando están frente a la persona de la que se armó el chisme, se muestran comprensivas y super falsas. Es decir que su discurso cambia cuando inicia la confrontación. Una persona falsa además tiene una temple de hierro increíble. Al parecer nunca les pasa nada, no sienten absolutamente nada. Sin embargo, cuando explotan, son super peligrosas.

Este video te puede gustar