Señales de que vives una relación codependiente

¿Cómo definirías tu relación de pareja? ¿Buena? ¿De amor profundo? ¿De cooperación mutua? ¿De agotamiento incansable? Si tu pensamiento se detuvo en esta última pregunta, quizá, te encuentre en una relación codependiente. Debes saber que hay dos roles en este tipo de relación: el de cuidador y el de atendido. El primero no tiene en cuenta sus necesidades personales y se concentra en cubrir todas las necesidades de la otra persona, tanto económicamente como emocional y física. En cambio, la segunda persona dependiente para todo del cuidador para seguir adelante: es dependiente. Existen señales que nos alertan de que estamos en una relación codependiente, conócelas y evalúa si requieres hacer cambios.

No tienes vida propia

Es normal que cuando inicias una relación solo tengas ojos para tu pareja; sin embargo, existen límites que tú misma debes poner. Es muy importante que no dejes de ver a tus amigas o asistir a la clase de pintura que tanto te gusta. Tienes que esforzarte para no aislarte de mundo y tener vida más allá de la de pareja. En pocas palabras, no pierdas tu esencia.

Asumir toda la responsabilidad

Una de la señales de estar en una relación codependiente es hacer todo lo posible por mantener el contacto de pareja. Es decir, si tu hombre deja de hacer algo, tú lo asumes para no perder la estabilidad y pasar más tiempo juntos. Por ejemplo, si al principio él tenía “la responsabilidad” de rentar películas para el fin de semana y no lo hace más, tú tomas la “obligación”.

Sacrificar tus propias necesidades

Las personas codependientes tienden a complacer y a realizar todo tipo de sacrificios para apoyar a la pareja. Este soporte no solo es emocional, incluso puede ser económico. Además,  implica que tu autoestima dependa de sentirte necesitada por él.

Necesitas su aprobación

La simple acción de elegir entre un pastel de chocolate o vainilla debe pasar por su aprobación. Con ello, estás perdiendo tu propia autonomía y libertad, algo que no debes permitir. Si consideras que no puedes tomar una pequeña decisión, analiza qué sucede.

¿Tu relación ha caído en la codependencia?

Este video te puede gustar