Señales de que te encuentras en una relación violenta

Sabías que las mujeres involucradas en relaciones violentas suelen tardar hasta 7 años en denunciar su relación antes las autoridades. Sin embargo y aunque las relaciones violentas suelen tener ojos morados de por medio, hay comportamientos muy sutiles que pueden ser mucho más violentos que una cachetada..

¿Tu relación es violenta o eres tu la violenta?

En las relaciones de amistad, de amor e incluso con familiares, puede existir violencia que no se vislumbra a primera instancia…Estas son algunas de los puntos más importantes.

  • Demandas a tu pareja, hijo, madre o cualquier otra persona. Por ejemplo las madres que demandan que los hijos las ciuden durante el resto de su vida.
  • No dejar hablar a los demás. No escuchar a los demás. La amiga que se la pasa hablando de si misma y a la que no le puedes contar nada.
  • Ser poco empático con las personas que están a tu alrededor.Pensar solamente en ti, como la amiga que te presume sus compras cuando estás en problemas económicos.
  • Juzgar a los demás. Por cualquier cosa. Por ejemplo el novio que no quiere que te pongas los pantalones rotos.
  • Menospreciar y dar comentarios negativos a las demás personas. El esposo que se rie cuando su esposa obtuvo un aumento.
  • No controlar las bromas pesadas a expensas de los demás. Cualquier comentario hiriente y fuera de lugar.
  • Hacerte la víctima. Dar lástima a los demás para obtener algo.
  • Tratas de controlar a los demás.
  • Actuar desde la ira
  • Querer ser la salvadora y pobretear a los demás.

Cualquiera de estos comportamientos son violencia aunque no sea una cachetada. Con ellos le bajamos el autoestima a los demás, les hacemos daño a sus sentimientos y lo peor de todo es que sobrepasamos los límites con su individualidad.

Nuestros mecanismos de defensa suelen ser agresivos

Es simple naturaleza, en muchas ocasiones no detectas que tienes actitudes muy agresivas en casa. Es hasta que lastimas a tu pareja, tus hijos o personas cercanas a ti; que detectas este comportamiento. Hay varias cosas que podemos hacer para evitar este comportamiento.

  • Cuida tus palabras, recuerda que un mal comentario daña más que una bofetada.
  • No importa que tan “inocente” es una bromita, expresa tu descontento.
  • Aprende a poner límites. Se empática contigo misma y con los demás. Las personas que se dejan, pueden invadir después a otras personas.
  • Entendamos que hay personas que carecen de inteligencia emocional, a estas personas que no respetan los límites es mejor tenerlas lejos.
Recuerda que estar en una relación violenta no todo el tiempo viene acompañado de golpes o muestras físicas de agresión. Abre los ojos y sí estás siendo violentada o eres tu la violenta es buen momento de hacerte consciente de ello y cambiar algunas conductas.

Este video te puede gustar