Señales de abuso infantil: ¿cómo saber si lo sufriste de niña?

¿Te has preguntado por qué te comportas de cierta forma? Quizá nunca ha pasado por tu cabeza el abuso infantil y te resulte difícil siquiera pensarlo. Es un tema que no abordas con tus mejores amigos ni con la familia por miedo, pero tarde o temprano tienes que afrontarlo. Quizá no lo recuerdas, pero ciertas actitud demuestran que de niña sufriste abuso y en algún punto te van a encaminar a la verdad.

Un pasado tormentoso 

Es entendible que evites el tema cuando existen sospechas y quizá quieras dejar las cosas  como están, pero tu pasado tarde o temprano va a repercutir en el presente. No perdonar y evadir siempre mantiene sentimientos y pensamientos oscuros en tu mente y corazón. La forma que te criaron y las experiencias que tuviste de niña influyen en tus acciones como adulta y en la forma de relacionarte con los demás. Si fuiste una víctima de abuso infantil quizá debas saberlo.

Actitudes de una persona que sufrió abusos 

El apego es una actitud de una persona que sufrió abuso. Temes a soledad porque de niña fuiste abandonada o tu padre se ausentó. Pides constantemente perdón hasta por cosas mínimas, el regaño te crea conflictos, no te gusta que te regañen ni castiguen. ¿Dudas de todo? Una infancia llena de caos y abuso emocional repercute en una mala toma de decisiones y buscas que otros elijan por ti.

¡Ponle punto final!

El abuso infantil deja huellas irreversibles o eso creemos. No existe mejor tratamiento que el apoyo y amor incondicional de la familia y de los verdaderos amigos. Asimismo, de un tratamiento psicológico para cerrar ese pasado que solo te atormenta. Hay distintas formas de abuso y cada persona lo manifiesta de diferente forma. Lo primero es identificar el problema e inmediatamente ir en busca de ayuda para sanar y perdonar.

¿Conoces a alguien que haya pasado por esta experiencia? ¡Déjanos tus comentarios?

Este video te puede gustar