Se vale decepcionar a tu familia para ser tú misma

Los hijos normalmente deseamos llenar las expectativas de nuestros padres. Mientras que los padres esperan que sus hijos llenen todas y cada una de las expectativas que tienen de ellos. Lo malo es que muchas veces esto no sucede según lo planeado, al menos no lo que los padres tenían planeado. No ser lo que tus padres quieren puede hacer que se decepcionen, pero es muy válido si es necesario para que seas tú misma.

Las expectativas se rompen

No siempre tienes que seguir todas las indicaciones que tus padres te dicen. Tampoco seguir el mismo camino que ellos, o el que han planeado par ti. Puedes decidir por ti misma qué quieres de la vida y que harás con ella. Cuando tus decisiones y las de tus padres no van por el mismo camino, es cuando tus padres o familia en general se decepciona de ti, puesto que no has tomado el camino que ellos consideran correcto. Sin embargo, esto no quiere decir que sea equivocación de tu parte.

Mereces ser feliz y sonreír para ti

Lo más importante de tu vida es la felicidad que creas para ti. Los demás aprenderán a asumir esta decisión con el tiempo. No importa que al principio tu familia se rehúse a aceptar las decisiones que has hecho. Lo que realmente importa es que tú sigas ti camino, logres tus sueños y vivas cada una de tus pasiones. No importa cuáles sean, atréverte a seguir tu camino y aceptar las consecuencias. Ten en cuenta que los padres aman más a sus hijos que estos a sus padres. Tienes que darles tiempo para que superen su duelo y les demuestres que el camino que elegiste para ti, es el correcto.

Se tú misma y tu familia lo entenderá

 

Seguir tu camino no te traerá nada más que felicidad y satisfacción. De igual manera, decidir cómo vas a actuar, a vestir y a pensar. Ser tú misma en todos los sentidos es lo mejor que puedes hacer. La única opinión que es importarte sobre ti misma es la tuya.

Este video te puede gustar