Qué se siente viajar sola por primera vez

Viajar es una experiencia divertida, pero cuando lo haces por tu cuenta por primera vez, es una experiencia inolvidable. Las primeras veces siempre son aterradoras, sobre todo cuando se trata de ir a otra ciudad o país sin la compañía de mamá y papá. Tal vez tengas miedo al principio, quizá te pierdas un poco, pero no hay nada mejor que esa hermosa satisfacción de descubrir un nuevo lugar tú sola. Esto es lo que se siente viajar sola por primera vez…

Una gran satisfacción al ver que tus ahorros dieron frutos

Yo siempre fui pésima ahorrando dinero. Siempre que llegaba a una cantidad un poco alta me lo gastaba en tonterías. Digo, el dinero si es para gastar en gustos y en necesidades pero volvía a caer a lo mismo. Tenía un billete cariñoso y en un día lo gastaba. Sin embargo, cuando tuve una buena razón para viajar, me puse a mí misma una meta de guardar cierta cantidad de dinero a la semana. En tres meses ya había ahorrado diez mil pesos, fueron perfectos para el vuelo de ida y vuelta, hospedaje y gustos personales en el viaje. Me sorprendí a mí misma y es algo muy bonito que llegas a sentir cuando viajas sola por primera vez. Mamá y papá no te están pagando la comida o no les estás rogando porque te compren esa camisa que te encantó. Tú eres la dueña de tus gastos y te hace sentir bien tener muchísimo para ti.

Te da miedo perderte incluso en el aeropuerto de tu destino

Es normal sentirse nerviosa. Sobre todo cuando vas por tu cuenta y riesgo. Los aeropuertos en algunas ciudades o países son enormes y perderse es muy fácil. Y aunque te hayas preparado previamente para ir del aeropuerto al hotel, nada te garantiza que no te vayas a desubicar un poquito. No te estoy metiendo miedo, créeme que ahora ya conozco muy bien la sala de espera del aeropuerto.

El GPS será tu mejor aliado

En serio que el GPS es uno de los mejores inventos, sin mencionar lo práctico que es. No olvides activar tu ubicación en tu celular para que pueda registrar donde te encuentras. Podrás llegar al lugar que quieras y conocer la ruta más rápida ya sea a pie, carro o transporte público. En tu primer viaje sola no te despegarás de el.

Recibirás llamadas de tu mamá constantemente

Y no tiene absolutamente nada de malo. Si eres muy apegada a tus padres, entonces ten por seguro que te llamarán todos los días. Tal vez te desespere un poco, pero es una gran muestra de afecto por parte de ellos.

Aprendes a administrar el dinero para que nunca falte

De hecho, me quede muy sorprendida al ver cuánto dinero me había sobrado. ¿Sabes que fue lo que hice? Guardé ese dinero y seguí ahorrando para mi próximo viaje. Durante el viaje, aprendes a realizar tus cuentas para que no te falte para cualquier emergencia. Evalúas qué vale la pena comprar y lo que no. Yo por ejemplo, nunca compro muchos recuerditos pues de todos modos estarán guardados después.

Tienes muchísimo tiempo para ir a varios lugares en un solo día

Ya no estás discutiendo con tus padres a que lugares van a ir a comer, visitar o ver. Ni tampoco estás esperando a que alguien más termine de arreglarse para salir a pasear. Tú decides qué  lugares quieres visitar, con tu tiempo y tu propia compañía. Simplemente es algo maravilloso.

Este video te puede gustar