Sanar definitivamente es para las valientes

Te voy a compartir una publicación que me encontré en facebook hace unas horas y me gustaría hacerte reflexionar sobre ella. porque definitivamente sanar es para las valientes y eso es algo que te vas a tener que festejar a medida que avances en tu camino.

La publicación

HAY QUE SANAR…Tuve que alejarme para sanar, porque eso hacemos los valientes, SANAR. Sanar para no repetir los mismos errores. Sanar para no matar mundos ajenos. Sanar para no ensuciar otros corazones. Sanar para no herir. Sanar para no dar amor a medias. Sanar para no ser conformista. Sanar para darme cuenta que las flores crecen en los jardines y no en el desierto. Sanar para no autodestruirme. Sanar para limpiar mis adentros. Y aunque mi garganta cargaba miles de nudos. Y aunque creía casi imposible dejar viejas costumbres, quise sanar, porque eso hacemos los valientes .¡Perdonar!¡Soltar!¡Amar!¡Sanar! Me falta mucho, el Universo sabe que todavía me falta, pero día a día voy quitando de mi piel aquello que me hizo sufrir. Lo estoy haciendo…Lo hago…Sigo sanando por la persona más importante de mi vida, ¡Sigo sanando por mi!

Colegio Mexicano de Reiki

Sanar es para valientes, porque solo una valiente se da cuenta que el trabajo es por si misma

Puedes trabajar para perdonar a tu madre, a tu padre, a tu ex y quizás estas pensando que al hacer esto vas a conseguir una nueva pareja o más abundancia en tu vida. Si lo estas haciendo para atraer a alguien déjame decirte que vas en la dirección errónea. Las valientes sabemos que para tenerlo todo necesitamos estar fuertes, la única forma de ser fuertes en esta vida es estar sanas, ya que solo de esa forma tendremos las armas para enfrentarnos a la adversidad.

No caigas en estafas piramidales o de flores de la abundancia

Así que sana por ti

Es un trabajo duro y nadie lo va a hacer por ti. De la misma forma en la que te levantas a hacer ejercicio para estar en línea, de la misma forma en la que te levantas a trabajar. Sanar es un trabajo constante, es algo imposible de detener. Es como una bola de nieve una vez que empiezas, todo empieza a salir para sanar y si te resistes ante ello, las cosas simplemente no pasan. El estado de resistencia es algo mental. Es cuando quieres controlar las situaciones que hay a tu alrededor. Es como querer que el trafico desaparezca en un instante complicado. Tu sabes que no se puede y que la vas a pasar super mal si sigues pitando, pero ahí estas enojada en el coche, en vez de ver a tu alrededor y aprovechar ese momento en cosas positivas, ejerces más presión sobre ti misma. Deberías haberte ido por el segundo piso, hubieras salido antes, ya me entiendes.

Amor entre amigos: ¿es buena idea?

Aprende a vivir en lo desconocido

No tienes control sobre de nada y ahí es donde radica lo bonito de la historia. Tienes la opción de vivir tu vida sanando y mejorándote a ti misma. Ten palabras de aliento para tí y si no concretaste la meta que te habías puesto entonces detente, reasimila lo que buscas lograr y vuelve con nuevas herramientas. El poder del cambio esta dentro de ti y para deshacerte de esa resistencia solo tienes que buscar una cosa: confianza, fe.

La edad de la infelicidad es…

No es que por arte de magia las cosas pasen, no es que teniendo fe todos los días las cosas cambien por arte de magia La fe te impulsa al cambio, ten fe ciega en ti misma, tu sabes que puedes lograrlo. Puedes manifestar el coche, el novio, la vida pero para ello debes quitarte el saco de “no lo merezco”

Y tú lo sabes, sabes porque nadie se compromete contigo, porque te abandonan. Porque tu no te amas a ti misma, no te comprometes contigo. Eres un reflejo, un espejo de lo que tienes. Despierta, es hora de sanar. No necesitas la aprobación de los demás solo la aprobación de ti misma. ¿Quieres un apoyo para avanzar? mírate al espejo, date el permiso de pedir ayuda y asegúrate que tienes la fuerza para seguir adelante.

Este video te puede gustar