¿Cómo saber si YA es momento de casarse?

Después de estar un tiempo en una relación estable, es normal preguntarse si ya es tiempo de sentar cabeza.
Todas en algún punto hemos soñado con el anillo, el vestido, la boda y el “felices por siempre”.
Pero, ¿cómo saber si ha llegado el momento?
Primero que nada, estate tranquila, tener dudas es normal pues casarse no es una decisión fácil. Además, hay muchos indicativos que demuestran si tu relación ya ha llegado a esta etapa y te ayudarán a tomar la decisión.

Tienen el mismo propósito de vida.

Con esto no me refiero a que los dos se dediquen a los mismo o trabajen juntos. Me refiero a que tengan metas en común. ¿Hasta dónde les gustaría llegar en su vida profesional? ¿Cuántos hijos les gustaría tener? ¿Cómo los van a cuidar? ¿Dónde les gustaría vivir?  Estas son apenas algunas de las preguntas que deben contestar para asegurarse que los dos quieren ir por el mismo camino y se apoyarán mutuamente hasta lograrlo, sin importar las circunstancias.

shutterstock_129551231

Buena comunicación.

Todas queremos felicidad para siempre. Sin embargo, son los momentos difíciles los que definen a las parejas y las hace más fuertes. Este apoyo y dedicación que debes tener con tu pareja es lo que los mantendrá unidos en un buen matrimonio. Disfrutando los buenos días y sin olvidar los días duros. Si son capaces de resolver los problemas juntos, son capaces de tener éxito como pareja.

giphy_couple

Si ya has hecho todo lo que querías hacer.

Antes de unir tu vida con la de tu pareja, es sumamente importante que analices profundamente si realmente has vivido todo lo que querías vivir en tu soltería y estás de acuerdo en que las próximas experiencias las vas a tener con compañía. Nunca te quedes con el “Sí yo hubiera…”

giphy_followmetravel

Se aceptan ambos tal cual son.

La aceptación de tu pareja es esencial, no es válido que pienses que al casarse su comportamiento va a cambiar. ¡Eso no pasa! El mismo hombre que conoces hoy en día, con sus mañas, costumbres y defectos, va a ser el mismo con quien estás decidiendo casarte el resto de tu vida. Aceptarse tal cual son es esencial para tener una relación duradera y feliz. Las expectativas que no se cumplen suelen ser los asesinos silenciosos de las relaciones.
Quienes se aman, se aceptan con lo bueno y saben bien cómo lidiar con lo malo.

shutterstock_186774263

Respetan su respectivo círculo social.

Cada uno viene con un paquete familiar y de amigos incluidos. Por lo tanto, es indispensable que los dos estén de acuerdo en que no sólo se trata de estar juntos todo el tiempo sino de saber convivir con las personas importantes de la vida de cada uno. Para todo se van a tener que repartir las festividades, entre familiares y amigos. También es importante que ambos tengan completa libertad de tener una vida social sana sin estar juntos siempre.

shutterstock_383087188

La sexualidad.

No importa qué decisiones hayas tomado respecto a tu sexualidad, es de vital importancia que tu pareja entienda y respete tu decisión. Si llegaste virgen al matrimonio, si decidiste abstenerte un tiempo o si ya tienes relaciones con tu pareja… éstas son decisiones que estás en todo tu derecho de tomar y que simplemente le dan a tu pareja la oportunidad de demostrar el respeto que te tiene. Debes poder hablar con confianza del tema, esto es meramente un reflejo de su madurez.
Si ya tienen relaciones, es indispensable que, después de hablar abiertamente del tema, sepan qué le gusta y qué no a cada uno.

shutterstock_244713232

Las reglas del juego. 

Antes de casarse, deben analizar si los valores de ambos se complementan. Cómo se harán responsables de la casa, cómo compartirán responsabilidades, cómo criarían a un hijo… Básicamente, aclarar lo que cada uno quiere en su casa. Van a tener que sentarse a platicarlo, y pensar muy bien en los detalles. Aún así te vas a llevar varias sorpresas en el camino, lo que es normal en tu casa no siempre es tan normal para los demás. 

shutterstock_363115715

Si estás considerando el divorcio.

Dicen que la mejor manera de evitar el divorcio es simplemente no considerarlo una opción. Se entiende que donde hay circunstancias extremas, el divorcio no sólo es bueno, ¡sino que es necesario! Sin embargo, la realidad es que si desde antes de casarse consideran que la solución a los problemas en un matrimonio es el divorcio, ¡no están preparados para casarse! O puede ser que aún no quieras a tu pareja lo suficiente como para estar segura que quieres pasar el resto de tu vida con él.

giphy_disappointed

Este video te puede gustar