Cómo saber si tu novio es un sociópata

Hoy en día ya no tenemos idea de con qué tipo de personas nos estamos juntando. Ese príncipe azul al que ahora llamas ex resultó ser un completo idiota. Tu ex mejor amiga fue una hipócrita y te criticó a tus espaldas. En fin, toda persona es un mundo diferente y nunca sabrás cómo son en realidad. Sin embargo, siempre existen algunas señales para ver su verdadera personalidad. Ahora sí, te has enamorado de un chico muy lindo y educado, pero has notado algunas actitudes muy extrañas. ¿Será un sociópata? Créeme, un sociópata siempre muestra signos tempranos, así que la mejor forma de saberlo es observando cómo se comporta…

Podrías decir que es bipolar

Sientes que estás saliendo con dos personas a la vez. O sea, el estado de ánimo de tu novio cambia constantemente. Hace cinco minutos era la persona más feliz y ahora está tan enojado que no lo reconoces. En realidad, estás aprendiendo cómo tratarlo para que no tenga estos cambios de humor tan repentinos, pero, ¿no te sientes asustada? Un comportamiento bipolar es señal de que podría ser un sociópata.

Es muy controlador

Con todo lo que te rodea. Controla cada detalle de su vida y a veces sientes que intenta controlarte a ti. Como por ejemplo, te pregunta siempre a dónde vas o con quién vas. Es como si le pidieras permiso a tu papá para salir y eso no está bien.

Te dice lo que quieres escuchar

“Eres la ideal para mí”, “soy afortunado de tenerte”, “eres la única que mis ojos ven”, etc. Parece que se ha memorizado todas esas palabras que a las mujeres les encantan. Muy a menudo escuchas cosas lindas de sus labios, pero ¿tan perfecto es? Un sociópata refleja lo que ve y en este caso, está citando aquellas frases de películas para conquistarte. Sus sentimientos en realidad no son tan reales como piensas.

Sientes que abusa de tu confianza

Un sociópata miente y lo hace muy bien lo que significa que es capaz de hacerlo porque le gusta abusar de tu confianza. A veces fingirá que está herido o algo por el estilo para aprovecharte de ti, ¡no lo permitas!

Este video te puede gustar