S.O.S. mamá primeriza pero sobreprotectora

Tengo un dilema en mi vida que estoy viviendo y se trata del debate de la madre latina sobreprotectora contra la mamá primeriza. Me encanta el clima cálido y soleado de México (mucho mejor que el clima frío y nevoso que tuve en Nueva York). Sin embargo, siempre veo que a los bebés aquí los cubren de más con cobijas y muchas capas de ropa. Las mamás en la calle me regañan y me dicen que tape a mi niño porque puede enfermarse.

Tapar de más a mi bebé

Yo siempre tengo una cobija y un suéter por si baja el clima, pero siento que ellas exageran. Sé que tienen buenas intenciones, pero a veces siento que algunas mamás solo me juzgan. No veo la necesidad de cubrirlo como si estuviéramos en la edad de hielo.

Mi bebé caminará pronto

Le encanta gatear y me encanta verlo explorar. Es muy activo y ya no quiere que lo carguen, así que mejor lo pongo en el suelo, en cafés, restaurantes, parques, cualquier lugar público. Me aseguro de que no se meta nada en la boca y lo cuido para que no se lastime. No obstante, otras mamás me regañan y dicen que se ensuciará, que hay gérmenes, que se enfermará o le pasará algo. Este fin de semana estuve en el pueblo visitando a mi familia y lo dejé gatear por toda la plaza. Bueno, las mamás y las abuelitas casi me comen viva. No veo nada de malo que esté en el piso, mientras su padre y yo estemos cerca observándolo.

El hipo en el bebé

Otro debate sobre lo tradicional contra la nueva mamá tiene que ver con el hipo del bebé. Las mamás aquí me dicen que le ponga un hilo rojo en la frente para que se le quite. El pediatra de EE. UU. se rió y dijo que el hipo es perfectamente normal y que no hay pruebas científicas de que un hilo rojo lo quite. Dijo que el hipo se debe a la leche materna. Entonces, ¿escucho al doctor o mis tías?

Consejos no solicitados

Ciertas cosas se transmiten de generación en generación, como los remedios caseros.  No obstante, a veces los consejos se convierten en comentarios que juzgan a las mamás. Siendo mamá primeriza, constantemente recibo consejos no solicitados. Escucho cosas distintas de familiares, amigos, pediatras… Sin embargo, con tanto ruido a mi alrededor, la mayoría del tiempo solo quiero confiar en mi intuición. A veces dejo que esas voces me afecten y empiezo a dudar de mí misma y me siento culpable. ¿Cómo podemos diferenciar los consejos positivos de una mama latina de los sobreprotectores y obsoletos?

Otras madres jóvenes me dicen que no hay un manual para ser madre ni una manera correcta o incorrecta de hacer las cosas. Solo nosotras sabemos lo que es mejor para nuestros hijos. Mama, tú sigue como vas y no seas tan dura contigo misma. Y a nuestras abuelitas, muchas gracias. Sabemos que tienen buenas intenciones, pero por favor confíen en nosotras. Déjennos experimentar la maternidad a nuestra manera.

Sígueme en Ig y Fb @LupitaMXLife

Este video te puede gustar