S.O.S. el chico con el que salgo parece Joe (You)

Tal vez te preguntes quién rayos es Joe y porque está escrito entre paréntesis YOU. Tal vez sabes que hablo sobre ese chico obsesionado de Netflix, que confunde su obsesión con amor. La verdad es que la serie es bastante buena, pero al mismo tiempo muy aterradora. Pareciera que esas cosas sólo pasan en las series, pero la triste realidad es que todo eso está más cerca de nosotras de lo que creemos. Hace unas semanas descubrí que el chico con el que salía parece Joe. No me refiero al físico, sino a sus comportamientos.

Quería ir conmigo a todas partes

Al principio puede parecer un gesto muy lindo que ese chico quiera acompañarte a todas partes. Sin embargo, deja de serlo cuando incluso en planes familiares se auto-invita. En mi caso, recuerdo que las primeras veces él me ofrecía su compañía regreso a casa, luego de la escuela. Aunque me parecía un gesto muy lindo, no aceptaba porque realmente no lo conocía. (Y qué bueno que jamás acepté). Sin embargo, luego comenzó a mostrarse más insistente en querer ir conmigo a casa. Obviamente mis amigos se dieron cuenta y me acompañaban a casa.

“¿Dónde estás, qué haces?”

Lo peor era que como no dejaba que supiera en dónde vivía, se la pasaba mandándome mensajes o me hablaba por teléfono para saber qué estaba haciendo. Una vez tal vez se vea normal, pero que todo el tiempo insistiera con la misma pregunta, sin duda fue algo que me hizo darme cuenta a tiempo.

Hacía planes a futuro muy pronto

Por si fuera poco, en poco tiempo tuvo la confianza de decirme: “cuando nosotros tengamos hijos, haremos esto”. What! Cómo es posible que hagas planes de esa magnitud y peor aún, que ni siquiera consideres la opinión de la otra persona.

“¿Me quieres?”

Si algo comenzó a caerme mal era su pregunta recurrente de “¿me quieres?, ¿cuánto?”. Creo que si estás con alguien es porque te sientes bien en su compañía, pero no por eso debes estarle diciendo cada 5 segundos qué tan importante es para ti.

Siempre quería manipularme a su conveniencia

Con tal de tener el poder sobre mí, trataba de hacer todos los planes a su conveniencia. Obviamente, no caí en su jueguito, pero fue gracias a que mis amigos me alertaron sobre sus comportamientos extraños. De no haber sido por toda esa gente cercana a mí, no sé qué hubiera pasado.

Siempre culpa a otros de su comportamiento

Le resultaba más fácil escudar sus comportamientos en lo que los otros hacían. Siempre los demás tenían la culpa de que él se enojara o de que sintiera celos porque se acercaban a mí.

Es importante que tengas conciencia sobre esta situación. Por desgracia, ninguna de nosotras estamos exentas de pasar por una situación así. Muchas veces tendemos a confundir señales que realmente son muy evidentes. Además, recuerda, todo esto es violencia hacia ti. Lo más importante es que tú estés bien y rodeada de personas que realmente quieren lo mejor para ti.

Este video te puede gustar