S.O.S. cómo manejo los berrinches de mis hijos

Los berrinches son una de las cuestiones más desagradables que se viven con los hijos. Sin embargo, tienen una explicación lógica que deberíamos conocer para tratar de entender en vez de juzgar. Finalmente se dan en determinada etapa evolutiva en la que los pequeños tienen dificultades para satisfacer sus necesidades y tolerar su frustración.

¿Qué son los berrinches?

tantrum temper tantrum throwing a fit

Los niños entre los 18 meses y los 3 años de edad sufren cambios en su desarrollo socio emocional. Existe ambivalencia entre lo que necesitan para ser autónomos y dependientes. Al existir este conflicto, los niños querrán externar su malestar, pues aún no lo saben controlar ni regular.

Los berrinches son a causa de la frustración y decepción de querer tomar decisiones y no obtener lo deseado. Los niños entre estas edades expresan con llanto, pataleos o gritos sus necesidades porque no han logrado manejar la situación de la manera correcta. Los pequeños entran en conflicto de obtener mayor autonomía y su necesidad de dependencia.

Cada niño los manifiesta de diversas maneras

tantrum throwing a fit

Como sabemos, los procesos de aprendizaje ayudan a los niños a darse cuenta de sus capacidades y limitaciones. Cada niño manifestará la situación de manera particular, tomando en cuenta su temperamento, experiencias previas, contexto y el vínculo con sus padres. Así que nunca verás un berrinche igual a otro.Los berrinches son normales, siempre que no se agraven y la frecuencia no se prolongue. En estos casos debemos estar alerta porque podrían esconder otras situaciones.

Poner límites es necesario

mom monkey mother parenting parent

Los límites son indispensables si queremos que los pequeños tengan un desarrollo sano. Aprenden lo que es correcto y lo que se puede hacer en determinados lugares y situaciones. Además, también pueden tener una mayor comprensión sobre lo que pasa a su alrededor. Los límites serán su guía para saber actuar ante la vida. Podrán resolver dificultades de la vida cotidiana y esto los hará más conscientes de las consecuencias de sus comportamientos.

Lo más importante es que tú apoyes a tu hijo y lo enseñes a actuar ante el mundo. No puedes esperar que él resuelva sus conflictos sin ejemplo previo. Los berrinches son pasajeros, no lo olvides, las actitudes que tú tengas con él no. Piensa bien lo que harás antes de actuar, podrías causar un gran impacto negativo en tu pequeño.

Este video te puede gustar