S.O.S. Cómo lidiar con las preocupaciones de mamá primeriza

Cuando estás esperando a tu primer bebé, eres considerada mamá primeriza. Esta etapa es maravillosa, pero también es un momento en el que las dudas te invaden al cien. Tienes miedo de cometer errores y que las cosas no salgan como esperabas. Sin embargo, es importante que estés tranquila para que disfrutes estos momentos y conserves tu salud física y emocional.

Consejos para toda mamá primeriza

Es normal que el proceso de la llegada de un bebé sea complicado. Conoce los mejores consejos que puedes llevar a cabo para que tu experiencia sea buena en todos los sentidos.

Evita abrigarlo demasiado

Como madre primeriza tienes miedo de todo. Debido a eso, piensas que vestirlo con mucha ropa es lo mejor para mantenerlo protegido. Sin embargo, no es necesario, pues la temperatura de un bebé es diferente. Además, podría ser contraproducente, pues su piel sudaría demasiado irritándose por completo. Tu médico te indicará cómo mantenerlo abrigado sin acalorarlo.

Baños cortos

Muchas mamás piensan que un largo baño servirá para que el bebé se relaje, pero es lo contrario. La piel del bebé podría resecarse. La mejor hora para el baño es la noche, así el bebé podrá descansar más. Pero si crees que al mediodía le viene bien, dale su baño entonces. Solo usa jabones neutros que no alteren el pH de su piel para no afectarla.

Silencio total

Tal vez pienses que lo mejor para tu bebé es el silencio total mientras duerme. Parece ser lo más lógico, pero no es lo mejor. Es más recomendable que acostumbres a tu bebé a un ambiente con ruido, pues así no sufrirá para dormir en cualquier lugar. Aunque tampoco lo sometas a lugares extremadamente ruidosos porque podrían lastimarse sus oídos.

Apurar su crecimiento

Desde el embarazo y en los primeros días de vida de tu bebé, investigas todo lo posible para saber cómo será su desarrollo. Los libros siempre marcarán algunas pautas para decir qué es normal y qué no lo es en un pequeño. Sin embargo, debes estar consciente de que eso es sólo un recurso que usan para poder medir los avances. Jamás presiones a tu bebé para que complete los logros que debería en cada etapa de su vida. Cada niño es único y crece a su propio ritmo. Si tienes dudas consulta al pediatra.

Aquí te dejo algunos cuantos tips más para mamás primerizas. 

Este video te puede gustar