Rivalidad entre amigas: ¿amistad duradera o solo una fórmula para el desastre?

Tener una mejor amiga es lo mejor que existe en el mundo… No obstante, cuando creces con ella las cosas son un tanto más complicadas. La rivalidad entre amigas es super natural, aunque en algunas amistades puede ser una verdadera fórmula para el desastre. En realidad, llevo 25 años de conocer a mi mejor amiga y con los años puedo decir que la rivalidad puede ser un grave problema.

Amistad o hermandad

Conozco a mi mejor amiga desde que estábamos en pañales. Literalmente nuestras mamás nos llevaban juntas a recorrer los parques y a jugar una que otra vez. Con los años crecimos conociendo todo secreto la una de la otra, y aunque al principio esta parecía la amistad ideal que se ve en las películas, se fue complicando con los años. La realidad no es igual a las películas y ninguna relación humana es del todo color de rosa. Digamos que lo más complicado en este tipo de relación es que la línea entre amigas y hermanas fue muy delgada. 

Rivalidad desde niñas

No me lo tomes a mal. Yo amo a esta mujer pase lo que pase. Hemos tenido una gran vida juntas. No obstante, eso no quita que la rivalidad entre nosotras se ha hecho presente en cada etapa de nuestra vida. Cuando estábamos chicas era para ver quién tenía más juguetes. Con los años fue cambiando a quién tenía el novio más guapo, el mejor trabajo, el coche, etc… La rivalidad entre amigas hasta cierto punto es sana, pero es una situación que debe controlarse en el momento.

Cómo seguir siendo amigas sin importar nada más

Creo que la clave siempre estará en el amor y más que nada en la aceptación. Con los años, cada una adoptó un estilo de vida diferente al de la otra, escogió amistades nuevas, y ambientes un tanto diferentes. No obstante, esto nunca afectará el amor que nos tenemos la una a la otra. Ella ha estado conmigo en todos los momentos difíciles de mi vida, y yo en los de ella. Sabemos que aunque cada estilo de vida es diferente, algo es muy cierto: siempre nos tendremos la una a la otra.

Aceptarla tal cual es

Debo admitir que existen muchas cosas en las que no concuerdo con ella. ¿Y eso qué? No todas las personas a nuestro alrededor tienen que pensar como pensamos. Aceptar a las personas ha sido un gran reto para mí y lo sigue siendo. Finalmente, aunque existe la rivalidad entre amigas, para conseguir el éxito, hemos aprendido a dejarla de lado. Así seguiremos estando en la vida de la otra. A veces surgen las peleas por el futuro y la forma en la que hacemos las cosas para avanzar en la vida. Sin embargo, hemos aprendido a aceptar que si nos presionamos la una a la otra es porque hay amor. 

Si tienes una amistad de años seguro ya comprendiste que la paciencia es clave, así como dejar fluir la relación. Al final, tu mejor amiga puede decidir lanzarse de un risco… Y tú vas a estar abajo esperando a que caiga para levantarla de nuevo. Sabemos que la amistad no se trata de control, solo de vivir de la mano de quienes has decidido que sean tu familia por elección.

Este video te puede gustar