Retar a tu hijo es una invitación a crecer

Educar a tu hijo no es algo fácil; sin embargo, si hay algo seguro es tu amor y ganas de que sea una persona feliz e íntegra. En este sentido estamos en la búsqueda de cursos, lecciones y cosas que los hagan crecer tanto de manera física como emocional e intelectual. No obstante, no siempre sabemos cómo hacerlo, pero, ¿que tal si te dijera que hay un secreto que funciona a la perfección? Se trata de retar a tus hijos. No me refiero a pedirles cosas imposibles. Al contrario, me refiero a pequeñas metas que les enseñarán a mantenerse en constante aprendizaje.

Retar no significa lastimar su autoestima

Es muy importante que no confundan el retar con herir la autoestima de su hijo. En este sentido existen diversas cosas que debido a su edad y madurez tanto física como mental no son adecuadas para ellos. Por tanto, debes evitar pedirles lo imposible, mejor comienza con pequeños desafíos que sabes podrán lograr. Llévalo a trotar, correr o caminar distancias pequeñas que pueden ir aumentando un poco cada día. También puede leer o colorear mejor. Es decir alimenta sus cualidades de forma gradual respétandolo.

Los retos les enseñarán que siempre pueden aprender algo más

La mayor lección que le darás a tus hijos al retarlos es que siempre hay algo nuevo que aprender. En este sentido entenderán que no deben rendirse cada vez que no hayan obtenido lo que querían. Antes bien es el mejor momento para conseguir algo más. Sin embargo debes hacerles entender que no se trata de una competencia contra el mundo o sí mismos, sino de una forma sana de crecer.

La vida está llena de victorias y derrotas

Entrar en retos y competencias les enseñará que existen tanto derrotas como victorias. Es decir, ganar o perder no los hará mejores o peores, sino personas completas capaces de entender que no siempre se puede estar bien o mal. Lo verdaderamente importante es sentirse bien consigo mismo y lo que se ha conseguido mediante el empeño y el esfuerzo.

Este video te puede gustar