Respetar o no el espacio personal de tu adolescente

Tener un hijo adolescente no es cosa fácil. Sólo acuérdate de cuando tú eras adolescente y lo entenderás, pero es ahí donde entra el dilema: ¿qué tanto debes respetar su espacio personal? Claro que como mamá es normal que te preocupes por él y quieras saber todo lo que está haciendo, pero es el momento en el que el descubrirá su personalidad, así que tampoco querrás invadirlo de más. Aquí te digo más acerca de respetar o invadir el espacio personal de tu adolescente.

Con calma y entiéndelo también

Aunque mueras por saber lo que está haciendo, vas a tener que aguantarte. La adolescencia es la etapa en la que un hijo se separa de la identidad de los padres y está buscando quién es. Así que es normal que quiera encerrarse en su cuarto y pasar tiempo solo o con sus amigos. Lo que sea con tal de no estar con los papás. Así que con medida, pero sí deberás darle ese espacio. Lo más importante es mostrar respeto y tratarlo con bondad.

Respeta sus gustos

Así tu hijo quiera colgar el peor póster del mundo en su cuarto, ni modo. Son sus gustos y debes respetarlos, aunque el estilo no sea de tu agrado ni combine con el resto de la casa. No intentes imponer tus preferencias en su habitación, pues solo conseguirás discordia y rechazo de su parte. Y al final, es su espacio, así que respétalo.

Con reglas de convivencia es más fácil

Claro que eso no significa que no estés al pendiente de lo que hace, pero él debe sentirse respetado. Así que la mejor forma de lograr un balance es estableciendo reglas claras de convivencia. Por ejemplo, los días y hora en las que deben cenar todos juntos como familia o cuánto tiempo puede pasar en los videojuegos. Además, si se encierra en su cuarto, no entres sin tocar antes. Si sospechas algo no sano, echa un ojo cuando él no esté y en caso de encontrar algo, habla después con él de una modo que no sepa que lo espías o que invadiste su privacidad; de lo contrario, perderás su confianza.


Este video te puede gustar