Relaciones abiertas: ¿una forma extraña de amor?

Las relaciones abiertas lejos de ser una práctica extraña, siguen siendo relaciones muy incomprendidas. Actualmente, muchas personas en la sociedad siguen tachándolas de frívolas y de intrascendentes. Sin embargo, en realidad muchas parejas que mantienen este tipo de relación son felices y duran muchos años con sus parejas.

¿Sabes tú qué son las relaciones abiertas?

Estas se caracterizan porque sus integrantes no consideran la monogamia como ese mal necesario para tener estabilidad o una relación de pareja sana. Así que se hace un pacto entre los integrantes de la misma que establece la posibilidad de tener relaciones con terceras personas. Este tipo de relaciones pueden implicar desde una amistad, hasta relaciones sexuales esporádicas o sentimentales más o menos estables. Cada pareja dentro de una relación abierta puede establecer sus propias reglas. Lo difícil de estas relaciones, fuera de tener un acercamiento sexual o sentimental con terceros, es combatir la mentalidad de quienes la rodean. Por años, la monogamia ha sido la forma decorosa de vivir el amor, por lo que las relaciones abiertas son mal vistas.

¿Es sano?

No es una forma convencional de vivir una relación de pareja, eso es cierto. Sin embargo, si ambos integrantes están de acuerdo con las reglas y límites que establecen, puede ser una de las versiones más sanas de una relación de pareja. Claro que aunque las relaciones abiertas puedan ser sanas, eso no quita el que existen muchos factores externos que pueden llevarla al fracaso en el intento. La sociedad aún las ve muy mal. Es más, muchos las asocian como un modo de tener sexo ilimitado con quien sea. De hecho, es solo una forma de seguir conociendo gente, salir con personas sin celos ni remordimientos.

¿Que pasa con los celos?

Si te preguntas cómo hacen estas personas para lidiar con los celos, es muy sencillo, cuando sostienes una de estas relaciones no hay cabida para ellos. Ambos coinciden en no ser exclusivos uno del otro, por tanto ambos son libres de conocer a más personas. Si estas pensando en la posibilidad de abrir tu relación, el problema de los celos no podrá existir. En todo caso, las relaciones abiertas implican confiar en la pareja de una forma muy singular.

Y si la pareja se va con otro…

 

Es una posibilidad, aunque pasa muy pocas veces. En realidad, las personas que tienen relaciones abiertas siempre tienen una pareja raíz a la que prestan la mayor parte de su atención. De hecho, existen matrimonios que tienen relaciones abiertas. Como en cualquier relación existe una posibilidad de que la otra persona se vaya. Mas allá de ser una excusa para tener sexo con varias personas, muchos de quienes practican este tipo de relación aseguran que es una excelente forma de vivir el amor sin ataduras…

¿Estarías dispuesta a probarlo?

Este video te puede gustar