Quantcast

Recetas fáciles para la vida independiente

Por  |  0 Comments

¡Oh, la vida independiente! Es divertida pero a la vez un poco estresante. Uno de los grandes problemas por el que todas atravesamos es pensar qué vamos a cocinar. A mí me ha sucedido miles de veces, pero he aprendido a adaptarme a este estilo de vida. Por ello, te quiero compartir estas recetas fáciles para la vida independiente. Créeme, las amarás y serán perfectas para tu desayuno, comida o cena.

Pan francés para el desayuno

No me refiero a la baguette, sino al pan tostado con un sabor dulce. Fue maravilloso cuando encontré esta receta, aunque la modifiqué un poco para mi conveniencia. Es algo parecido a un hot cake, pero mucho más sencillo de hacer, no tienes que preparar harina ni nada por el estilo.

Necesitas:

  • 1/2 taza de leche de tu preferencia (deslactosada, de almendras, soya)
  • 1 huevo
  • 1 cucharada de canela
  • Pan de caja, integral o blanco
  • Mantequilla

Preparación:

Vierte la leche en un plato hondo. Añade el huevo y la cucharada de canela. Mezcla muy bien. Remoja una rebanada de pan en la mezcla y calienta el pan en la sartén con un poco de mantequilla. Voltea la rebanada para que también se caliente del otro lado. Agrega dulce de leche, mermelada o el complemento de tu preferencia ¡y listo! A veces le añado rebanadas de plátano, sabe delicioso.

Taza de avena con fruta

Nutritivo, delicioso y super rápido para desayunar. Cuando estás en la vida independiente hay veces en que te da muchísima flojera cocinar, y en otras ocasiones tienes demasiada prisa. En mi caso, opto por la avena instantánea y después le agrego rebanadas de fruta. Me encantan los plátanos y las manzanas, así que no pueden faltar en mi taza de avena. Claro, puedes agregarle fresas, kiwis, mango, etc. Hay muchas combinaciones deliciosas.

Pollo sazonado con jitomate y cebolla

Es una de mis recetas rápidas favoritas, la cual mi mamá me enseñó. De vez en cuando me he cansado de comer pollo en pechuga o caldos, así que esta es una de las mil variedades que puedes cocinar.

Ingredientes:

  • 2 jitomates
  • 1 pedacito de cebolla
  • 1 pechuga de pollo
  • Sal

Preparación:

Pica los dos jitomates en cuadros pequeños, al igual que la cebolla. En una sartén pon a cocer el pollo, y una vez que esté listo córtalo en cuadritos o desmenúzalo. No olvides sazonar con un poquito de sal para que no sepa muy simple. En otra sartén calienta los jitomates y la cebolla hasta que doren. Añade el pollo en ese mismo recipiente, tápalo y cocina a fuego bajo. Esto es para que todos los ingredientes saquen su jugo y el pollo se sazone con este rico sabor. Deja pasar tres minutos ¡y listo! Puedes acompañar tu platillo con tortillas, pan o tostadas.

Pechuga de pollo asada con verduras al vapor

¿Más fácil? ¡Imposible! Este es un platillo sano ideal para la vida independiente. Tan solo debes comprar verduras y una pechuga de pollo cortada para milanesa. A mí me encanta complementar mis comidas con brócoli, zanahoria y papa, así que son las que uso. Pon a cocer las verduras en una vaporera o en un recipiente dentro del cual puedas colocar una rejita metálica. Sobre esta puedes poner un papel aluminio y en él colocar los vegetales. Cual sea la opción que elijas no olvides poner agua suficiente.

Como cada vegetal tiene su propia consistencia, es importante que los vayas colocando en diferente orden durante la cocción. Primero las papas en rodajas, 10 minutos después la zanahoria cortada y 10 minutos después el brócoli en trozos. Pasados cinco minutos de que colocaste el brócoli apaga el fuego. ¡No debes pasarte de este tiempo! Así el brócoli se ablandará pero sin deshacerse. Asa la pechuga sazonada con un poco de sal y acompáñala con tus verduras al vapor.


Este video te puede gustar