Razones por las que nos encantan los memes

¡El mundo cibernético nunca descansa! Siempre tiene noticias, chismes… ¡Y nuevos memes! Sí, esas imágenes que vienen acompañadas de un texto. Si uno lo ve por fuera, pues no le encuentra gran ciencia o chiste. Pero lo cierto es que los memes nos fascinan. ¿Por qué? Bueno, quizá nuestras razones respondan a esa pregunta.

1. Son divertidos

 Por donde lo quieras ver, los memes están diseñados para que cualquier persona, incluso la más seria, muera de risa. Si tienes un mal día, sólo basta con que entres a Facebook y te topes con un par de estos. ¡Sí, señor! La sonrisa y hasta la carcajada estarán en ti todo el día.

2. Son sarcásticos

Sí, son una manera de usar tu ingenio y recurrir a tu amado sarcasmo; es decir, comentar algo, pero en realidad estás dando a entender lo contrario. Otra intención es que evidencies lo que es obvio.

3. Rompen los momentos de incomodidad

Ya sea que estés con tu grupo de amigos y todos se queden callados o haya ocurrido una situación desagradable donde sea, los memes son tu salvación. Apenas los muestres se romperá ese momento de incomodidad e incluso surgirán muchos temas de conversación.

4. Retratan la realidad

Aquí aplicamos la de “cualquier parecido con la realidad es mera coincidencia”. ¿Y sabes por qué lo digo? ¡Porque a veces la vida parece un meme! Te ocurren cosas que crees que lo que ocurrirían a cualquiera. Por ejemplo: estar soltera y celebrar San Valentín con tus amigas. Y cuando todas reciben un globo inflable descubres que el tuyo es el único que no funciona. Sí, es como decir: “yo en mi vida amorosa”. Por cierto, no creas que este ejemplo es real o que me pasó recientemente (sarcasmo).

5. Son una manera de expresa que piensas

Pero los memes no son sólo diversión, no. También los usas para expresar que no estás de acuerdo con algo. Para ser más específica, nos podemos referir a las cuestiones de política. Por ejemplo: todas las metidas de pata de X o Y presidente .

6. Nos hacen recordar

Y sí, los memes igual tienen un lado sensible y nostálgico. ¿Por qué? Porque nos hacen recordar aquellos días con los amigos o en los que ibas a la secundaria. Y como dicen “recordar es volver a vivir”.

Este video te puede gustar