Razones por las que la serie de Anne with an e se ha convertido en una de mis favoritas

Anne with an e es una de las series favoritas de los últimos años. Ha sido recreada en una época difícil para las mujeres, en donde ellas sólo debían permanecer en casa, tener hijos y quedarse con un hombre aunque no fueran felices. Sí, muchas mujeres crecieron con esa idea y pensaban que antes que ser felices ellas, tenían que hacer felices a todos los demás. Por fortuna, las cosas han cambiado. En la serie, por ejemplo, Anne rompe con todas las creencias que giraban en torno a las mujeres. Amada por muchos y odiada por otros por la misma razón. Lo que sí puedo confirmar, es que es una serie fantástica que me ha dejado mucho que pensar y mucho más que valorar.

Resiliencia

Nadie dice que la vida sea miel sobre hojuelas. Muchas veces, nos enfrentaremos a cosas que realmente parecen imposibles de superar. Sin embargo, lo más importante es que a pesar de las adversidades, continuemos con la frente en alto. No se trata de que no nos duela, sino que aprendamos de esas experiencias dolorosas para poder crecer y ser mejores.

Las mujeres deben ser tratadas con respeto y dignidad

Otro de los aprendizajes que nos dejó Anne with an e, es que no por ser mujeres deben tratarnos mal. No somos inferiores a nadie y merecemos respeto por parte de todos, al igual que debemos darlo nosotras. También merecemos ser tratadas bien aunque decidamos no tener una pareja o hijos. Hay que dejar en claro que no por ser mujeres, debemos casarnos o tener hijos. ¡No, esa es una decisión muy personal!

No abandones tus sueños por nadie

Uno de los peores errores que cometemos hombres y mujeres, es dejar de lado lo que anhelamos, por enfocarnos en complacer a otros. Sin embargo, eso no tendría por qué ser así. Lo más importante es tener en claro cuáles son nuestras prioridades y que incluso aunque llegue esa persona por la que tanto hemos esperado, siempre seremos prioridad.

La felicidad no depende de un hombre

Si algo nos queda en claro con Anne with an e, es que nuestra felicidad depende de nosotras mismas. Un hombre no es la pócima mágica que necesitamos para estar completas o sentirnos plenas y felices. Más bien se trata de estar bien con nosotras mismas y compartir esa felicidad con alguien más. No consiste en buscar nuestra felicidad en alguien más.

No juzgues a las personas antes de conocerlas

El peor error que podemos cometer es juzgar a las personas sin darnos la oportunidad de tratarlas. Muchas veces nos dejamos llevar por lo que vemos y no tiene nada que ver con quiénes son en realidad.

No debes traicionar la confianza que las personas depositaron en ti

Hay amistades que no duran para siempre, pero nos dejan algún aprendizaje. Si eso te llega a pasar y te separas de quien era tu gran amiga, no traiciones la confianza que depositó en ti. Jamás cuentes todas esas cosas que te dijo en confidencia. Demuestra que a pesar de cualquier cosa, eres fiel a tus principios.

Este video te puede gustar