Razones por las que Bo Peep es mi ejemplo a seguir

Antes de que empiece a escribir, quiero alertarte de que habrá algunos spoilers, por lo que si no has visto la peli y sigues leyendo, es bajo tu propio riesgo. Bueno, como ya sabes, la fiebre de Toy Story ha vuelto y aunque muchos parecen no estar muy conformes con la cuarta entrega, creo que es una grandiosa película. Además de Woody, mi vaquero favorito, en esta peli vi una gran transformación en Bo Peep y eso me hizo sentirme identificada con ella.

Crecí con Andy y todos sus juguetes

Tal vez toda esta saga me fascina, porque al igual que Andy, crecí con todos ellos. Cuando se estrenó la primera peli, yo estaba igual de chiquita que él y me emocionaba saber que los juguetes de cierto modo pudieran cobrar vida. Ver la relación de Woody con Andy fue una de las cosas más fascinantes. En ese entonces Woody era muy celoso y se preocupaba de que pasara a segundo término en la vida de su niño. Junto a él había muchos otros juguetes, entre los que estaba una frágil pastora. O al menos así la hicieron ver en esa peli. Jamás nadie imaginó que la pequeña Bo Peep terminaría convirtiéndose en una heroína que luchaba por sus ideales.

Papel secundario

Como dije, ella estaba presente en el cuarto de Andy, pero su papel nunca fue principal. Era la compañera de Woody, pues desde ese momento se ve que había algo sentimental entre ellos, aunque nunca lo dejaron en claro. Comprendía a Woody y era su fiel consejera, pero a pesar de ser tan buena con el vaquero y creer en él a pesar de todo, jamás pasó de eso. Sin embargo, con el paso de las pelis la cosa cambió. Después de que ella salió de la vida de Andy y su familia las cosas la hicieron tomar una postura diferente, ¡y que bueno que eso sucedió!

No esperaba un príncipe a su rescate

A diferencia de lo que muchas películas mostraban antes, Bo Peep no fue una chica que esperara un príncipe o vaquero a su rescate. Aprendió a salir adelante por si sola, se cansó de quedarse en un rincón de una tienda empolvándose mientras los demás objetos salían de ese sitio. Había dejado de lado su vestido rosita de flores para lucir un pantalón de color celeste, que la hace sentirse más cómoda. Ella ha decidido salir a recorrer el mundo, aprendiendo a ser valiente y a salir adelante aunque esté sola. Cuando se reencuentra con Woody, le enseña que la vida continúa incluso después de estar con un niño. No es el fin, sino un nuevo principio y una nueva oportunidad de vivir la vida de otra manera.

Aprendizaje

Ver esta evolución de Bo Peep me hace darme cuenta de que lo que en algún momento sentí o pensé no sólo pasó por mi cabeza. A veces, durante la adolescencia parece que nos sentimos solas, abandonadas o incomprendidas (aunque no lo estemos). Es importante entender que la soledad no es mala y que puede ayudarnos a ver aquello de lo que podemos ser capaces. Ella estuvo sola mucho tiempo y aunque tal vez sintió miedo o soledad, no se dio por vencida; al contrario, comprobó que podía salir adelante, ayudar a los demás y ser feliz.

Este video te puede gustar