Razones por las que tienes que acudir al sexólogo

Creemos que para hacer una visita al sexólogo necesitaríamos estar en una situación super crítica, pero no siempre es así. Por supuesto que si nos ocurre algo grave debemos ir, pero también hay situaciones más comunes por las que tendríamos que pedir ayuda. Así que pon atención a tu situación y si te identificas con alguno de los ejemplo que exponemos aquí, ¡acude! Si es tu caso o es uno parecido, no dudes en buscar información para superar tus problemas.

Disfruta de tu intimidad y acude con un sexólogo si…

sexólogo

  • Has tenido una experiencia que te hiciera sentir temor a la intimidad o si desconfías de todos los hombres, hasta de los que no conoces.
  • Si ya no sientes placer durante tus encuentros sexuales, también es una señal de que debes acudir con un experto en la sexología para ver qué está pasando.
  • Llegas al orgasmo solamente mediante la masturbación. Cuando no puedes lograr orgasmos con tu pareja es que algo sucede. No tiene que pasarte algo malo, solamente acude si crees que algo podría mejorar en el disfrute de tu sexualidad.

Hazlo también si quieres aprender cosas nuevas

  • Algunas mujeres sienten mucho dolor durante la penetración. Esto es un problema porque no permite que la experiencia sea placentera. Así que si te ocurre esto, en mayor o menor medida, debes buscar ayuda. No pienses que es una condición con la que te quedarás eternamente.
  • Si crees que nunca has sentido un orgasmo, ve con un sexólogo o sexóloga para que te guíe. Así podrás experimentar un placer inigualable.

Disfrutar de tu intimidad y sexualidad es como decirte a ti misma lo mucho que te quieres. Así que no te prives de las maravillas que tu cuerpo puede sentir y recibir. Además, podrás entregarte de una forma muy distinta y eso también es satisfactorio para ti y tu pareja.

Este video te puede gustar