Razones por las que las parejas se divorcian y no es infidelidad

De seguro has conocido muchos matrimonios que se han divorciado porque su pareja fue infiel. Sí, la infidelidad es una de las razones más comunes para divorciarse, pero no es la única. En ocasiones, el matrimonio cambia a las personas, a veces para bien y otras para mal. Estas son algunas otras razones por las que las parejas se divorcian.

La relación se vuelve tóxica

Algunos matrimonios deciden terminar antes de que uno de los dos o ambos engañe al otro. Una de las razones por las que las parejas se divorcian es porque su relación se vuelve tóxica. De la nada, el apoyo a la pareja deja de existir y ahora hay más exigencias, reclamos y el famoso “tú tienes la culpa”. No voy a decir que esto lo ocasiona la mujer o el hombre, cada matrimonio es diferente. Si tu pareja siente que no lo apoyas en sus decisiones, si siempre estás cuestionándolo o cuando se esfuerza por hacer algo bien a ti no te parece, pues se aproxima un divorcio. Esto también puede suceder al revés. Recuerda quiénes eran antes de comprometerse y casarse.

Cuando uno de los dos se vuelve abusivo psicológicamente

Hay varías formas de ser una persona abusiva, sobre todo cuando tienes a alguien con quien serlo. Sabemos lo que significa ser abusiva físicamente, lo que implica golpes, estrangulamientos o empujones. Sin embargo, ser abusivo psicológicamente también puede deteriorar el matrimonio. Cuando un matrimonio se divorcia por esta razón, es porque la pareja controlaba cada movimiento que hacía, lo/la amenazaba de muerte o con castigos o el lenguaje verbal fue dañino. Algunas personas creen que porque están casados, el otro les pertenece y buscan que solo sean feliz a su lado. Una persona debe ser feliz por muchas razones. Su pareja, su trabajo, sus gustos, hobbies, etc.

No existe el apoyo y se echan la culpa

No importa si él o tú tienen la culpa. Si no la aceptan y están intentando culpar al otro, hacen de su matrimonio algo muy tóxico. Eventualmente uno de los dos se va a cansar de este comportamiento lo que llevará al divorcio. Una pareja responsable es aquella que admite que tiene la culpa cuando en realidad fue así y busca una solución. No es aquella que busca ser la buena de la historia y que la otra persona se arrepienta por sus actos.

Cuando los hijos se sienten culpables

Los niños resienten mucho cuando su mamá y papá están discutiendo. Ustedes son el ejemplo a seguir para el niño, y si él ve que tiene unos padres cariñosos, querrá ser así de cariñoso con su futura esposa, ¿me explico? Entonces, regresando a mi punto, si un niño se siente culpable porque ambos están discutiendo, entonces hay algo malo en la relación. Se puede arreglar yendo a terapia de pareja. Si esto no funciona, entonces se divorcian.

Este video te puede gustar