Quizz: descubre qué tipo de chica eres cuando ligas

Alguna vez te has preguntado cómo te comportas cuando ligas. Pareciera que sólo recurrimos a un sexy vestido o escote, nuestra inteligencia, el aroma de un delicioso perfume o nuestra personalidad para atraer a los chicos. Sí, es un hecho que lo hacemos, pero todas tenemos comportamientos únicos que nos señalan cuando estamos con un chico. ¿Quieres saber quién eres tú?

Indiferente

Amas salir para conocer diferentes lugares, pero prefieres mantenerte indiferente para no crear un lazo con los demás. Te gusta tener amiguitos con los que puedas salir de vez en cuando, pero las formalidades no son para ti. Piensa bien antes de volverlo a hacer o deja muy en claro tus intereses, porque podrías perjudicar a otros que sí están buscando algo formal.

La que sólo sale para conocer nuevos sitios

Si eres de las chicas que no soportan estar solas en casa, pero tampoco quieres ir tan lejos tú sola, seguro aceptarás salir en más de una ocasión con un chico con tal de ser viajera. Ya sabes, para sacar fotitos que puedas lucir en tu IG y tus demás redes sociales.

La que sólo escucha

Sales con un chico, pero durante toda la velada no emites más que risas muy suaves o un “humm ya veo, ajá, si, no, gracias”. Cuidado, pues eres una chica que permite ser dominada por tu cita. Está bien que el chico quiera contarte algo, pero eso no signifique que tenga que robarse toda la atención de la cita.

“Todos míos”

Eres la versión femenina de ellos. Sales con uno y con otro y lo dejas muy en claro con tus amigas y conocidas. Es como si marcaras todo como de tu propiedad para que las demás chicas sepan que ya no pueden meterse con ellos.

La “ya lo amo”

Tranquila, apenas llevas una o dos citas con ese chico y de pronto ya lo amas, ya quieres llevarlo a casa de tus padres para que lo conozcan. Lleva las cosas con calma, pues apenas se están conociendo. Hasta que estés segura de que quieres algo más con ese chico, mantén sus citas alejadas de tu familia o la de él.

Sólo busca sexo

Te gusta salir con diferentes chicos y realmente no te importa a qué lugar vayan. Lo único que te interesa es tener un final feliz.

La que no ha superado al ex

Sales con uno y con otro y parece que las cosas van mejorando en tu vida luego de tu última relación formal. Sin embargo, terminas ahuyentando a todos porque sólo hablas de una cosa: tu ex. Hablas sobre cómo te sentías con él, la manera en que terminó tu relación y que todavía te duele su ausencia. Si sólo quieres hablar de él, mejor hazlo con tus amigas, tu mamá o en terapia.

La que sólo quiere que ellos la busquen

Cuando sales con un chico, no das paso sin ver que el otro esté haciendo algo por tener tu atención. Si él te habla tú lo haces, pero si no lo hace, tú tampoco. Sólo quieres que ellos estén detrás de ti, pero créeme, si lo único que reciben es indiferencia y te sientes superior o que debes ser el centro de atención llegará un punto en el que se alejarán sin decir más.

La mandona

Sólo te aseguras de dar órdenes y no te importa si es alguien a quien apenas conoces. Quieres que las cosas se hagan como tú dices. No permites opiniones o críticas a lo que haces. ¡Bájale tantito a tu intensidad!

Super escandalosa

No te importa si estás en un café o en un restaurante lujoso, cada vez que te ríes, lo haces de manera que todos se enteran. Tu risa puede ser tu mejor aliado o tu peor enemigo. Ya sea que cautives a alguien por lo mismo o lo ahuyentes.

Super mamá

En vez de parecer una chica en la cita, pareces la mamá de ese chico. Le quieres dar de comer en la boca, le quieres arreglar ese mechón que cae sobre la frente. Pretendes decidir por él qué ordenará. No soportas ver el cuello de su camisa mal acomodado. Piénsalo bien, si ese chico quisiera estar con su mamá mejor se queda en casa, ¿no lo crees?

La S.O.S.

Aplicas el “mensaje de emergencia” cada vez que esa cita no va saliendo nada bien como esperabas. Tus amigas ya saben tu código de emergencia y salen a tu rescate.

Este video te puede gustar