Quiero mandarle un mensaje a mi ex: ¿qué hago?

Después de una ruptura es normal querer hablar con la persona a la que has dejado o la que se ha ido. Sin embargo, por tu propia paz mental es lo que último debes hacer. Así que, cuando estos pensamientos tristes invadan tu mente, solo queda aplicar al plan “mensaje a mi ex, cancelado”.

Como muchas chicas, he estado en esta situación algunas veces. También he acompañado a algunas amigas que lidian con este proceso, así que puedo contarte lo que he visto que funciona para lidiar con está situación.

Definitivamente, ¡no le hables!

Regla número 1: no le hables a tu ex. Pase lo que pase, es mejor idea tener a una amiga como apoyo en esos momentos de desesperación. Si tienes ganas de mandarle un mensaje, mejor comienza a mandarle mensajes a tus amigas, así evitas empezar una conversación sin sentido con esa persona que salió de tu vida. Si fue una decisión propia, respétala aun más. Sé que no es nada fácil decirle adiós a una persona, en algunas ocasiones quedan cosas sin resolver, la costumbre de hablarle o la ilusión de que regrese. Tienes que ser muy muy fuerte, pues si tú misma no puedes respetar tus decisiones, ¿cómo esperas que alguien más lo haga?

Extráñalo, es natural

Nadie espera que seas una roca sin sentimientos, es natural que lo extrañes. Así que por un tiempo te sentirás un poco sola, triste y desganada. No pasa nada, esta es una etapa natural del duelo y te aseguro que va a pasar. Cuando tengas ganas de llorar no te contengas, es mejor un par de ojos rojos a un corazón lleno de sentimientos guardados. Extráñalo, pero cuando lo hagas recuerda por qué las cosas acabaron como lo hicieron. Respira hondo, los retos que tienes en frente el día de hoy no son suficientes como para derrumbarte.

No repitas el “hubiera” en tu mente

La parte más dura de todos mis duelos ha sido el “hubiera”. No obstante, como dicen por ahí, el hubiera no existe y lo que pasó seguramente fue lo mejor para todos. Aceptar que él no era para ti puede ser lo más doloroso del mundo. En estos momentos odias a las personas que te dicen que hay un mar lleno de peces ahí afuera. La verdad es que con el tiempo me he dado cuenta de que ese mar no es tan grande ni tampoco hay demasiados peces que valgan la pena. Sin embargo, me he dado cuenta de que el único pez por el que deberías preocuparte eres tú. El amor es hermoso, pero para ofrecerlo a una pareja debemos tenerlo primero hacia nosotras. Es por ello que muchas veces las relaciones no son tan fructíferas.

No busques amor donde no lo hay

Otra cosa que he aprendido para evitar enviar un mensaje a mi ex es recordar quién es en realidad. Las personas idealizamos a nuestra pareja todo el tiempo. Al final, el cerebro intenta proteger ese estado de felicidad en el que te encontrabas antes del corte. Por lo que tu mente comenzará a recordar solo los buenos momentos. Se realista e intenta recordar bien quién era ese hombre en realidad. A veces buscamos amor donde en realidad nunca lo hubo.

 

Libérate y levántate poquito a poquito

Sin pensar en los demás peces en el mar ni tampoco en que el amor ideal llegará en su momento, levántate porque necesitas estar bien para ti. Cada vez que tengo ganas de mandarle un mensaje a mi ex, pienso que no vale mucho la pena. En realidad si él quisiera estar, estaría, pues no hay nada que haga que un hombre enamorado deje a la chica que le gusta. Tampoco hay nada que lo ate a la que no ama. Así que las cosas están super claras para mí. Y aunque suene horrible, espero que recuerdes mi palabras cuando estés a punto de mandarle ese mensaje de “te extraño”. Pues te aseguro que si él te extrañara a ti, ya te lo habría dicho.

Este video te puede gustar