Quiero divorciarme por infidelidad, ¿cómo lo hago?

Hay varias situaciones por las que un matrimonio deja de funcionar. Poca comunicación, conflictos no resueltos o falta de compromiso por una o ambas partes. Sin embargo, una de las más recurrentes es la infidelidad. Muchas mujeres han tomado la decisión de divorciarse; sin embargo, no saben cómo llevar a cabo el procedimiento. Por ello, te tenemos las generalidades que debes conocer.

Piensa: ¿realmente quieres divorciarte?

Antes de llevar esto al plano legal, es necesario que te preguntes si realmente quieres terminar tu relación. Recuerda que en cuanto estén con los abogados, será más difícil conciliar las cosas. Platica con tu pareja y traten de llegar a una solución viable para ambos. Si realmente no queda nada por hacer, lleguen a algunos acuerdos en cuanto a sus pertenencias y la custodia de los niños. De ese modo el proceso legal será menos tortuosos para la familia en general.

 Divorcio por desavenencias conyugales

En sí, la infidelidad no es un motivo para el divorcio y tampoco necesitas pruebas para llevarlas con el juez. En este sentido, el caso queda tipificado como divorcio por desavenencias conyugales. Sin embargo, el miembro de la pareja que fue engañado puede pedir una indemnización económica. La situación se agrava si quien fue infiel tuvo un hijo con la otra persona.

Lo que tienes que hacer

 Es necesario que acudas con un abogado y le cuentes la situación de forma sincera. También debes decirle lo que requieres y con lo que deseas quedarte tras el proceso de divorcio. De ese modo podrá hacer junto contigo un plan y darte la tarifa por sus honorarios. Recuerda que no estás sola, pero si en algún momento necesitas hablar, puedes acercarte a un terapeuta.

Pasar por un proceso de divorcio no es sencillo, por eso debes estar segura de que en verdad deseas hacerlo y prepararte para cualquier escenario.

Este video te puede gustar