¿Qué tipo de mamá eres?

Nadie puede decir que ser mamá es fácil, cada una de nosotras tenemos una visión distinta de cómo debemos educar a nuestros hijos. Cada mamá es única y diferente, pero hay ciertas características con las que cumplen la mayoría.

Y tú, ¿con cuál te identificas?

Mamá justa pero estricta.

“La disciplina hace a los líderes, es por eso que procuro inculcar en mis hijos horarios fijos para distintas actividades. Horarios que se deben cumplir al pie de la letra”…

shutterstock_400828300

Quieres que tus hijos tengan un futuro brillante y estás dispuesta a luchar por conseguirlo. Lo qué más te interesa inculcar en tus hijos es la responsabilidad y el respeto, sabes que ésta es la primera línea para que cualquier persona consiga sus objetivos en la vida adulta. Eres consciente de la importancia que tienen los límites inculcados a temprana edad, pero esto no significa que seas dura con tus hijos. En el tiempo y forma adecuados puedes llegar a ser bastante accesible.

La filosofía de vida que te gustaría que entendieran tus hijos es que el trabajo duro tiene sus recompensas. Y aún con esta mentalidad sabes perfectamente que necesitan libertad para desenvolverse.

Puedes llegar a ser un poco maquiavélica, intenta ser más afectuosa con tus hijos.

Mamá accesible. 

“Me gusta que mis hijos sean creativos. Procuro no regañarlos pues prefiero que entiendan cuáles han sido sus errores para que no los vuelvan a cometer. Para mí es más importante que mis hijos aprendan, las calificaciones no son tan importantes”.

shutterstock_277713791

Te encantaría que en un futuro tus hijos logren sus objetivos. Te gusta que sepan de qué son capaces. Los alientas a que expresen sus emociones de buena manera porque para ti la inteligencia emocional es lo que hará la diferencia a la hora de buscar su propio camino.

No te gusta que exista un tiempo y espacio para todo. Deseas que tus hijos sean independientes, que escojan su camino y luchen por lograr todos sus sueños. Para ti es de suma importancia que aprendan a tomar sus propias decisiones y que asuman las consecuencias de sus actos, siempre teniendo en mente que cuentan con tu apoyo.

Prefieres que tus hijos te vean como una guía y amiga, pero debes tener cuidado en no perder tu autoridad.

Mamá empática.

“Lo que más deseo en este mundo es la felicidad de mis hijos. Es lo más importante para que logren tener una buena calidad de vida”.

shutterstock_423320011

Lo más importante para ti es que tus hijos disfruten su vida. La sonrisa en ellos te reafirma que estás haciendo bien las cosas y tratas de disfrutar a su lado todo lo que puedas pues sabes que son momentos que no volverán con el tiempo. Te gusta hacer actividades en familia, salir a carretera y aprovechar las vacaciones en largos viajes familiares. Colmar a tus hijos de experiencias únicas que recordarán toda su vida.

Eres incondicional con ellos, tus hijos saben que siempre vas a estar para ellos y pueden contarte lo que sea. Los apoyarás en lo que sea que necesiten. Los impulsas a vivir lo que a ellos más le guste, siempre inculcándoles la mentalidad de que pueden lograr lo que sea que se propongan mientras sean constantes.

Tus muestras de cariño son infinitas pero a veces sueles ser demasiado consentidora por el afán de hacerlos sonreír.

Este video te puede gustar