Qué tipo de amiga eres según los mensajes que mandas por whats

Sabías que de acuerdo a los mensajes que mandas los demás pueden descubrir un poco de tu personalidad. Así es, ya sea en una conversación individual o en un grupo. Hay que reconocer que hay momentos en los que es gracioso, pero en otros puede haber alguien desesperante. ¿Qué amiga crees que eres tú? Lo sabrás con estas sencillas claves.

“Jalo”, “vamos”, “arre”

Si estás relacionada con estos términos, significa que tú eres esa amiga. La que siempre va a todos lados a donde se hace algún plan. Eres quien nunca pone excusas para salir ya sea por un café, al cine o de fiesta. Siempre estás dispuesta a socializar con tus amigas y con gente nueva. Sin duda eres la chica extrovertida de tu grupo de amigas.

Siempre eres directa en tus contestaciones

Eres esta chica si cuando una amiga te dice “no sé qué hacer, ya me volvió a hablar fulanito” tú contestas “ya no deberías hablar con él, sólo te busca cuando le conviene”. No tienes temor de decir las cosas tal cual son. Sabes que es mejor eso a endulzar una cruda verdad. Así como hay amigas que te quieren y escriben por eso, hay otras que han decidido alejarse de ti o sólo te buscan a conveniencia. Por eso eres la chica directa, así sin más.

Le das mil vueltas a cada asunto

Esta amiga se caracteriza por hablar a medias, nunca dices las cosas tal y como son. Tal vez porque te da pena, por miedo de ser ignorada o porque nadie te haga segunda cuando propones un plan. Por ejemplo, si quieres que salgan al cine, no lo dices tal cual. Recurres al “está bueno el día para hacer algo, ¿no?” y esperas a que alguien más conteste para ver si interpretan tu mensaje subliminal. Cambia eso y opta por decir lo que deseas. Eres la indecisa de tu grupito.

Mandas palabra por palabra

Eres la chica que se lleva la vida con mucha calma, tan es así que te das el lujo de mandar palabra por palabra. Si hablas con alguien igual que tú, no habrá problema. Sin embargo, si hablas con tu amiga la desesperada, créeme, se volverá loca esperando que termines tu mensaje.

Contestas en un sólo mensaje todo lo que querías decir

Te caracterizas por mandar mensajes super largos porque eres obsesiva compulsiva. Odias mandar línea por línea o palabra por palabra. No importa que te lleves un poco más de tiempo, hasta que no terminas de decir todo lo necesario no mandas tu mensaje. De hecho, cuando mandan varios mensajes y tú sigues escribiendo tu respuesta, optas por dejar grandes espacios o señalamientos para que todo se vaya en un solo mensaje. ¿Apoco no?

Lo más efectivo son mensajes de audio

Eres la chica práctica porque prefieres pasar menos tiempo con el cel. Siempre contestas todo con audios, así sea un monosílabo. Prefieres perder tu tiempo viviendo en vez de estar atada al celular. ¡Bien por ti!

Silencias todos tus grupos

Te gusta vivir en paz y tranquilidad y aunque estás pendiente de tu celular, no te gusta que esté sonando a cada rato. Por eso optas por quitarle el sonido o silenciar las notificaciones de los grupos para no interrumpir tus actividades diarias.

Cada día saludas a todos los grupos en los que estás

Pareces tu tía mandando al famoso Piolín cada mañana. Eres super positiva y siempre mandas los buenos días en cada grupo y persona que tienes agregada en tu cel. Habrá quienes lo agradecen y otros prefieren silenciarte porque les pareces un poco impertinente.

Tienes un meme para cada mensaje

Eres la divertida y estás a la moda porque conoces los memes más recientes o los stickers. Siempre tienes el indicado para cada respuesta. De hecho has acomodado tus carpetas para que te sea más fácil encontrar lo que deseas.

Siempre dejas en visto

Eres la indiferente, pues cuando hablan en los grupos, lees todo lo que dicen pero pocas veces contestas. De hecho ni siquiera los mensajes privados los contestas a menos que sean muy importantes o urgentes. Si por ti fuera no tendrías whats app ni teléfono.

Contestas al momento cada mensaje que te llega

Ansiosa, ese sustantivo te caracteriza porque no importa dónde ni con quién estés. En cuanto llega una notificación, la revisas y contestas algo.

Olvidas responder y lo recuerdas una semana después

Despistada a más no poder, tus amigos ya te conocen y no se sorprenden cuando no obtienen respuesta tuya.

Este video te puede gustar