En este mercado tienes de dos: que sea gay o que sea un bueno para nada

Cuando escuche a una chica decir esto en una fiesta moría de la risa ” Puede que sea gay o un bueno para nada “. Me pregunté por cuantas malas experiencias habría pasado para llegar a esta conclusión. Es triste pero en algunos momentos de nuestra vida encontramos patán tras patán ¿a que se debe? 

¿Gay o un bueno para nada?

Happy gay couple embraced, joking and having fun in an intimate hug

En mi experiencia reconocer si un hombre es homosexual o no es confuso. Es cierto que algunos chicos se les nota la preferencia sexual hasta en las pestañas. Pero algunos otros pueden ser confundidos por que son metrosexuales o simplemente son hombres con un alto grado de empatía. En lo personal a mi no me desagrada encontrar hombres homosexuales. Finalmente muchos de ellos terminan siendo buenos amigos a la larga. ¿Pero qué pasa con los que decimos que son buenos para nada? ¿Cómo los atraemos? 

Cada persona atrae lo que vibra

Sin ánimo de sonar demasiado hippie, para mi se ha vuelto evidente que llamas a quienes vibran en la misma frecuencia que tú. Es decir que a veces cuando estás en plena frustración, es muy posible que lleguen más malos hombres a tu vida. Somos energía y a su vez como imanes. Si te la pasas pensando que en este mundo no hay más que patanes pues es probable que ese sea el problema. Lo he dicho antes, hombres y mujeres tenemos cierto potencial para convertirnos en patanes con las demás personas. Ese potencial se activa con ciertas personas el porque a veces es claro, no existe una buena química o no existe mucha comunicación al respecto.

No es por defenderlos pero

En cada hombre patán siempre hay una pérdida, una inseguridad pero sobretodo mucho miedo. Hoy en día las personas buscando pareja no saben muy bien qué es lo que quieren. Comienzan su búsqueda pensando que quieren una pareja, pocos se detienen a pensar si están listos para tenerla. Ahí comienza el estira y afloja. Mientras algunos hombres o mujeres buscan el hilo para tener algo más serio, sus parejas puede que intenten estirar ese hilo lo más que se pueda para mantenerse a raya.

Todo lo que hace falta es comunicación

Estamos viviendo una época muy dura en las relaciones humanas. Por muchas redes sociales que existan hasta el momento no hay tanta comunicación entre sexos. Las chicas que hoy veo gritando a los 4 vientos que salieron con 9 patanes uno tras otro se han multiplicado y vaya que yo he sido una de ellas. Poner cartas sobre la mesa cuando conoces a alguien se vuelve cada vez más difícil. Porque aunque muchos hombres te digan la verdad, me refiero al típico “no quiero nada serio”. Seguimos encaprichadas en darle la vuelta a sus deseos. La única forma factible de dejar de encontrarte a hombres buenos para nada es escuchar lo que ellos quieren y quitarte del camino de aquellos que no comparten tu visión de vida.

Si realmente quieres el amor buscalo desde el amor

Buscar el amor desde el miedo a quedarte sola, el miedo a ya no tener hijos o pensando que no hay nadie allá afuera para ti. Es como darle a un sediento una bebida diurética. De momento servirá y a los cuántos minutos le hará más daño que bien a su cuerpo. El amor que se busca con miedo termina en desastre, te has empeñado en buscarle todo lo malo. Es más que hasta podría asegurar que le has encontrado todos los defectos a seguir saliendo en citas porque te encuentras con puro patán. Si realmente quieres una relación, comienza a ser la pareja con la que a ti te gustaría estar. ¿Lo eres? ¿Qué tienes tu que ofrecerle a ese hombre que te imaginas? ¿Estás saliendo con hombres compatibles con tu visión del futuro?

Lo que aún no entendemos es que buscar el amor comienza desde adentro de nosotras mismas. Si tu no tienes amor que ofrecer, es posible que encuentres en tu camino hombres que tampoco lo tienen. Si lo has hecho todo mal hasta ahorita, solo sonríe. Porque afortunadamente esto ya quedó en el pasado. Quizás la tu de mañana en vez de abrir la app de citas para ver a un montón de hombres que no tienen nada en común con ella. Se levante y se arregle mejor para ella misma, se una a un curso, aprenda algo nuevo o comience ser esa pareja que siempre ha querido ser.

 

Este video te puede gustar