Que no te importe lo que dicen los demás de ti, al fin y al cabo…

La verdad es que no me interesa lo que los demás piensen de mí y a ti tampoco debería de importarte lo que piensen de ti. Por lo general, las demás personas están dispuestas a juzgarte sin conocer las situaciones internas que te llevan a tomar tus decisiones. Que te deje de importar lo que dicen los demás de ti es una decisión.

Quítate ese peso de los hombros

Nadie necesita más presión de la que normalmente solemos colocarnos solas en los hombros. Solemos ser las juezas más crueles cuando se trata de juzgarnos. Comienza a crear una barrera contra las personas que solo están pendientes de lo que haces mal. Cuida tus planes, tus secretos y a las personas en las que confías. Y no te arrepientas por ser diferente a los demás. Acepta que la gente que es infeliz siempre va a hablar de los demás. Deja que lo que dicen de ti se resbale. A mí me encanta una frase que va mas o menos así: “las personas inteligentes hablan de ideas, las personas medianamente listas hablan de hechos y personas poco inteligentes que no tienen nada bueno que decir hablan de otras personas”.

Al final nadie puede entrar en tus zapatos

Es imposible que alguien se ponga en tus zapatos. Tendría que ser una persona realmente cercana para que entienda por qué tomas ciertas decisiones. No te tomes las cosas de modo personal. Al final, me he dado cuenta de que las personas que hablan de ti son las más miedosas. Este año, consciente e inconscientemente he dejado ir a muchas personas de mi vida. Ahora sé que de nada sirve tener a mi alrededor a personas que solo critican lo que hago.

Al final, sé que no solo a las que alejé hablan de mi, pero es inevitable. Y creo que si se atreven a sostener conversaciones sobre lo que hago bien o mal es porque normalmente me atrevo a decir y a hacer las cosas que nadie más hace. Tal vez a muchos les parezca poco ortodoxa la forma en la que vivo mi vida, pero no me interesa su opinión.

Felicita a quienes hablen de ti, porque tienen un buen tema de conversación

Normalmente no criticas a las personas de bajo perfil. Deja que las personas hablen lo que quieran, al final mientras a ti no te afecte todo estará bien. ¿Cómo hacer para que no te afecte? Aceptando que es una guerra que nunca podrás ganar. La gente va a hablar así lo quieras o no, en cualquier momento, de frente o detrás tuyo. Sin embargo, lo que realmente importa es cómo tú te sientas contigo misma. Conviértete en una mujer más fuerte a la que no le importa la crítica, pero, sobre todo, no intentes cambiar cosas porque los demás piensan que están mal y quieras agradarles.

Tienes derecho a ser tú misma

Solo tú decides cómo ser, sin ataduras, sin parecerte a los demás. No tienes que cubrir las expectativas de nadie, más que las tuyas. La vida y cómo tú decidas vivirla es solo tu decisión. Así que no importa si en el camino cometes errores que critican las personas que viven pendientes de ti. Lo que importa es que con cada error viene un aprendizaje, estos te ayudan a crecer. Por tanto, deja de preocuparte por cómo las demás personas perciben tu mundo, que te sientes a gusto es lo que importa.

La señalada

Tómalo de una persona que ha sido señalada en muchos momentos de su vida. Han hablado de mí por tener muchos amigos hombres. También por pintar con las manos, por elegir una carrera que “no te va a dar de comer”, por buscar el amor hasta en la persona más oscura, por trabajar de sol a sombra en muchos proyectos, etc… Y, ¿sabes qué? Hace todavía unos años me importaba mucho la opinión de los demás. Hoy, ya no es algo que me robe el sueño. Respeto la forma en la que viven los demás y no me importa si piensan que lo que hago no me conducirá a ningún lugar. Al final, el camino es solo mío y yo decido qué hacer y a quién llevar conmigo.

Este video te puede gustar