¿Qué hacer si tu hijo desaparece?

Ya sé, es un tema horrible pero es necesario tocarlo, ¿cierto? Estamos en tiempos en los que desaparecen niños y jóvenes y no podemos ignorarlo. Claro que pensar que no nos va a pasar es lo ideal, no tenemos por qué atraer cosas tan horripilantes ni con el pensamiento. Pongámonos en los zapatos de las personas que han tenido que vivir esto y sentir empatía y solidaridad. Entonces pregúntate qué hacer si tu hijo desaparece. ¿Tú qué harías? ¿No harías hasta lo imposible por encontrarlo?

¿Qué hacer si tu hijo desaparece?

si tu hijo desaparece

Las personas que tienen a un ser querido desaparecido hacen mil cosas para encontrarlo, desde las más ortodoxas hasta marchas en la calle. Es decir, hay muchas circunstancias que pueden estar alrededor de un desaparecido. Ya sea porque el pequeño jugaba un poco lejos de ti y de pronto ya no lo viste o debido a un secuestro. Esas cosas ocurren y no podemos hacernos de la vista gorda porque, desgraciadamente, a cualquiera le puede pasar. Yo sé que es difícil estar leyendo esto, duele pensar que es una realidad, a mí misma me está costando escribir sobre este tema, pero hay que hacerlo, ¿no?

Éstas son algunas recomendaciones:

abrazo-familia-niños-mamá

  • Informa a la policía en el preciso momento en que suceda.
  • Pídeles que emitan la alerta Amber a todos lados.
  • Investiga si puedes involucrar al FBI en la búsqueda de ese pequeño. No es un asunto menor y confiarle todo a nuestra policía local tampoco es lo ideal.
  • Su habitación y todas las cosas de tu hijo déjalas exactamente como estaban. Todo eso sirve para la investigación: la ropa, los objetos personales, ni siquiera toques la basura. Todo es evidencia.
  • Escribe detalladamente una descripción de tu hijo. Todo lo que sepas y recuerdes de él, anótalo. Que nada pase inadvertido.
  • Haz una lista de todos los conocidos que pudieran saber algo. Cualquier información puede ser de gran ayuda. Así que hasta la persona que menos creas importante pero que lo conoce, tómala en cuenta. Dale esa lista a la policía y quédate con una copia.
  • Piensa en todas las personas que puedan ser sospechosas y no descartes familiares que te hayan dado mala espina. Recuerda que las estadísticas dicen que un alto porcentaje de niños han sido secuestrados por algún familiar. No confíes en él solo por ser pariente.
  • Busca fotos de tu hijo y saca varias copias de todas las fotos que creas necesarias.
  • Ponte en contacto con los medios de comunicación. La policía puede ayudarte con eso. Ahora también las redes sociales son una buena herramienta para llegar a todo el mundo.
  • Designa a una persona a contestar el teléfono de casa y que esté al tanto de todo. Así no habrá confusiones y “teléfonos descompuestos”.
  • Organízate con tu familia para que descansen todos alternadamente. Deben estar fuertes, despiertos y alertas. Así que no tomes a la ligera estos detalles.

Cuida mucho a tu familia, sobre todo a los pequeños. No los pierdas de vista nunca. Deseo que estés leyendo esto por precaución y no por necesidad. Seamos solidarios con los que estén pasando por esta experiencia y que no encuentran a su hijo. En la medida de lo posible, debemos ayudarlos. Aquí puedes leer lo que debes enseñarle a tu hijo para que no se pierda.

Este video te puede gustar