¿Qué hacer si las chicas populares me molestan?

Dolores de estómago antes de llegar a la entrada del colegio, inseguridad por usar la ropa que te compró tu mamá o el malestar de verte al espejo sin ser la chica rubia o bonita a la que todos quieren en la escuela. En toda escuela hay un grupo de abejas reina, las chicas populares. Huir de ellas puede ser difícil, afortunadamente tú no vas a tener que hacerlo. Checa estos tip para salir adelante de esta

Las chicas populares

La historia siempre es la misma: cuando estamos en los primero años de nuestra adolescencia es normal sentirnos excluidos o fuera de lugar. Lo que se vuelve aún más molesto si las chicas populares del cole nos acosan por los pasillos. En mis años de adolescente fui la chica molestada por algún tiempo, hasta que descubrí la forma de deshacerme de ese odioso grupo de chicas que se sienten bien cuando hacen el mal a las demás personas. Para que de una vez por todas dejes de sentir ese dolor de estómago y vivas tu días a gusto te cuento lo que hice.

Autoestima

Ser una adolescente con autoestima es de las cosas más difíciles de encontrar en este mundo, pero no es imposible. Si alguien en esa etapa me hubiera dicho lo exitosa que iba a ser más adelante, quizás habría recorrido los corredores del colegio sintiéndome una reina. Sin embargo, en aquella época solo tuve una opción: empezar a creer en mi misma. Las chicas populares suelen molestar a las personas que son diferente a ellas; claro a las que tienen más creatividad, intelecto, etc. La razón es que ellas no tienen más que su belleza física para presumir. Así que deja de prestarle tanta atención a los comentarios de esas chicas.

Cómo impedir que te afecte

La única forma de evitar que sus comentarios te afecten es hacerte consciente de que no son ciertos. Desafortunadamente aunque tú acuses a estas odiosas personas con alguien, es muy probable que nunca te dejen en paz durante un tiempo. Déjalas ser, nada puede hacerte daño si tú no lo permites. No creas nada de lo que viene de su boca. Conócete a ti misma y apóyate en tus amigas. Esta es solo una etapa de tu vida, te aseguro que va a pasar. Quizás sea una excelente idea no tenerlas en redes sociales. El veneno de la inseguridad de estas chicas no vale tu atención. Concéntrate en ti misma.

Ten otros grupos de amigos

Algo que a mí me ayudó mucho en esa época fue tener varios grupos de amigos. Fuera de la escuela encontré clases de baile a las que asistía por la tarde. En esas clases de baile me sentía más yo. Así que no importaba si la chica rubia del salón me había acosado todo el día por tener unos ojos enormes o el trasero muy grande. Fuera de la escuela tenía la oportunidad de convivir con chicas tenían cuerpos similares al mío y les encantaba el baile. Conociendo más de otros ambientes, me di cuenta de que el reinado de esas chicas acosadoras solo se limitaba a un pequeño terreno: la escuela. Que era nada si lo pensaba bien.

¿Qué hacemos con las críticas?

Es gracioso, pero estas chicas suelen molestar, Analiza la razón de las burlas de esas chicas molestas. Me voy a poner de ejemplo: cuando era chica, la niña más bonita del salón se burlaba de mí por tener la piel muy blanca, los ojos grandes y un trasero enorme, según ella, por dibujar en mis apuntes y leer en la escalera a la hora de la salida. Con el tiempo, estas características que me hacían sentir tan mal, comenzaron a ser las piedritas que formaron mi personalidad. Me convertí en diseñadora de moda, aquí estoy escribiéndote cosas que te son útiles. Además, mi pasión por la lectura me llevó a conocer chicos muy inteligentes, y mis características físicas de patito feo me han conseguido novios guapos y muy atentos. Así que decide por ti misma: vas a ser la protagonista de tu vida o vas a esperar a que se acabe el colegio para que estas chicas dejen de ser lo más importante en tu vida. Coloca sus críticas en una cajita mental y deshazte de ellas.

Ataques por redes sociales

Evita ser la víctima, si esas chicas están provocándote por redes sociales es importante que lo digas a alguien. Recurre a tu maestra, tu mamá, la directora. No te quedes callada, pues los ataques de esta índole pueden convertirse en un verdadero problema a la larga. Si te está causando mucho ruido este tema, deshazte de tus redes sociales y busca ayuda. Nadie tiene el derecho de acosarte, de ninguna forma. No te sientas sola, no lo estás.

Este video te puede gustar