Qué hacer si la mejor amiga de tu novio resulta ser su ex

No me dejarás mentir si te digo que es muy molesto enterarse de que la mejor amiga de tu novio resulta ser su ex. Ya de por sí es complicado lidiar con la idea de que tenga amigas (porque somos mujeres y nos conocemos entre nosotras), como para que resulte que su BFF es su anterior pareja. La idea no es nada grata, ¿verdad?

Ups, no eres la única chica en su vida

Cuando conocí a mi novio actual estaba muy emocionada. Sentía las famosas mariposas en el estómago. Cada vez que hablaba con él mi corazón latía a mil por hora y disfrutaba mucho hacerlo. Cuando nos mandábamos mensajes, debo reconocer que hice capturas de pantalla de algunos de ellos (¡qué!, solo es para recordar sus lindas palabras, además no me vas a negar que tú también lo has hecho). Bueno, perdón, me desvié por un instante. El punto es que cada momento de la conquista lo disfruté al máximo. Él se mostraba muy atento y platicábamos de muchas cosas importantes en la vida de ambos. Ya sabes: familia, amigos, trabajo, hobbies, comida favorita, música, todo lo imaginable y hasta lo que no. Eso sí, jamás me platicó de la famosa mejor amiga. Tal vez él sabía que hablar de ella antes de que fuéramos algo echaría a perder todo.

Ser amiga de ella… NUNCA JAMÁS, ni siquiera con copas encima

Una vez que él había logrado conquistarme salió a relucir la verdad. Me invitó a comer alitas con sus amigos y todo iba de maravilla. Conocí a varias amistades de él y todo marchaba con normalidad. Hasta que apareció ella, con una sonrisa en el rostro (ya sabes, esa de “yo lo conocí antes que tú, por lo tanto es más mío que tuyo”). Al presentarse, parecía que se vitoreaba al decir que era su mejor amiga. Yo, obviamente encanijada, solo esbocé mi mejor falsa sonrisa. No quería que notara la rabia que me invadía por dentro. Esa noche, todos sus amigos fueron muy amables. Claro, todos menos ella, pues cada vez que podía, de una u otra manera me recordaba que ya lo conocía desde hace mucho tiempo. Por fortuna, se fue antes que nosotros y entonces aproveché para hacerle el drama de la vida a mi novio.

El instinto

Cuando le pregunté a mi ahora novio por qué en ningún momento había mencionado a la famosa mejor amiga, empezó a reírse. Lo miré de tal manera que se espantó, sintió que con la mirada era suficiente para matarlo. En efecto, si ese fuera mi super poder lo hubiera hecho sin duda alguna. Además, ¿por qué demonios se reía por algo que a mí evidentemente no me causaba nadita de gracia? Me dijo que no me había contado de ella porque no era tan importante en su vida. ¡Ajá, sí, cómo no! Si consideras a alguien tu MEJOR AMIGO no lo vas a ocultar de nadie. Lo peor es que cuando la conocí me di cuenta de que iba a ser imposible llevarme bien con ella. Odio a la gente que te da una sonrisa falsa, y yo soy experta en reconocer (no es por presumir) a esas hipócritas arpías.

Querer u odiar a la mejor amiga de tu novio

Desde el primer momento supe que no iba a tolerar a esa mujer. Sobre todo por el modo en que se regocijaba de conocer tan bien a mi novio desde tiempo atrás. Sin embargo, yo tenía que actuar de modo inteligente para que no se diera cuenta de que no me caía nada bien. Durante esa noche y salidas posteriores, ella presumía cada cosa que sabía de mi chico. Yo prefería dejarla hablando y acercarme a sus otros amigos, con quienes tuve otra química. Tenía la opción de declararle la guerra, pero eso no está dentro de mis principios. Soy mala, pero no tanto.

Prefiere siempre la paz

Además, me encuentro en un momento de la vida en el que me da mucha flojera declararle la guerra a cualquier persona que no merezca mi atención. Incluso, creo que eso le molesta a ella, pues se da cuenta del poco caso que le hago. Lo mejor es que mi novio prefiere estar conmigo. Por ejemplo, si en las reuniones me alejo de su AMIGA, él se va conmigo a platicar con los demás.

¿Tú llegarías a los golpes o malas palabras con la mejor amiga de tu novio para “marcar tu territorio”?

Este video te puede gustar