¿Qué hacer después de un asalto?

La verdad es que siempre he sido una chica con una suerte muy peculiar. En este sentido me han pasado una o dos cosas no tan gratas que me han dejado a cambio valiosas lecciones. Entre estas experiencias se encuentran los asaltos. No te miento cuando te digo que me ha pasado como 10 veces en la vida. Este tipo de incidentes no se puede evitar, pero sí puedes saber qué hacer para manejarlo de la mejor manera. Te cuento un poco más…

Jamás pelees por tus pertenencias

Yo sé que es todo un suplicio entregar aquello que te pertenece. Se siente peor cuando sabes con cuánto esfuerzo fueron compradas por tus padres. Incluso pueden tratarse de cosas que tú misma te compraste, pero créeme no vale la pena. Recuerda que esa gente tiene pocos escrúpulos y no le interesa tu vida ni tu bienestar, sólo quiere lo que tienes.

Olvídate del “es tu culpa por llevar tal o cual cosa”

He escuchado miles de veces que las personas nos culpan por haber sido asaltadas. Siempre dicen que no debimos llevar el celular o la cartera a la vista. Sin embargo, creo que es mil veces peor pensar de esa forma, pues justificamos esas acciones. Todos tenemos derecho de utilizar nuestro celular, reproductor o iPod en la calle, o en cualquier otro sitio público, porque son nuestras cosas y las ganamos dignamente. Tal vez podamos ser más discretas en zonas que sabemos son muy riesgosas, pero tampoco se trata de escondernos como si hubiéramos hecho algo malo. 

Lo peor que puedes hacer durante el asalto es…

En una de las tanta veces que me han asaltado hice lo peor que pude: me puse nerviosa. Yo sé que es una reacción natural ante esta situación, pero tampoco puedes reaccionar ni pensar claramente. Recuerdo que una vez ni siquiera pude escuchar lo que el tipo me dijo o pidió de tan nerviosa que estaba. Entonces el delincuente terminó arrebatándome mi mochila con todas mis pertenencias. Te sugiero que tampoco lo veas directamente pues podrían lastimarte.

Es necesario que denuncies

A muchas personas les da miedo denunciar o les da pereza estar todo el día en un Ministerio Público. No obstante, debemos recordar que se trata de nuestra responsabilidad como ciudadanos. Por ello debes hacerlo sí o sí.

Date tiempo antes de volver a salir

Cada vez que me asaltaban era un martirio regresar a mi rutina, pues en ningún lugar me sentía completamente segura. Siempre vigilaba quien caminaba detrás de mí, dejaba mi celular y dinero en la casa y usar el transporte público era una tortura china. Esto es normal, pues se trata de un proceso de readaptación, por ello no te presiones y tómate tu tiempo. Lo peor que puedes hacer es aislarte después del incidente.

Otros consejos

Hay trucos que puedes realizar para no perder tus pertenencias aunque te repito que lo mejor siempre es dar todo lo que tengas.

  • Lleva dos teléfonos: uno viejito y el nuevo.
  • Haz compartimentos secretos en tu mochila para guardar tus cosas.
  • Siempre lleva dinero extra en la bolsa de tu pantalón.
  • Trata de no ir sola a lugares riesgosos y menos de noche.
  • Si vas a retirar dinero de un cajero automático, procura hacerlo en una plaza comercial e ir acompañada.
  • Igualmente si vas al banco, busca que alguien te acompañe.

Este video te puede gustar