Qué hacer cuando no tienes ganas de nada

Seguramente al igual que yo has tenido esta ola de días en los que no quieres hacer absolutamente nada. Llevamos meses encerrados y la cosa no se ve bien para donde va . Muchas veces la resiliencia no se encuentra de nuestra parte y en esos días donde no tienes ganas de nada puede ser que sucumbas a comer puras porquerías, quedarte tirada en la cama, no trabajar o peor aún caer en el alcohol o alguna de esas cosas que nos hacen daño.

¿Qué hacer cuando no tienes ganas de nada?

Creo que enestas últimas semanas he aprendido a aceptar que a veces aunque no lo sientes tan de cerca te sientes deprimida. La verdad es que las ganas de trabajar, de estudiar, de comer y de reír estos días están a la baja. Es normal, no hemos tenido un tiempo de relax para convivir con las personas que queremos y aunque nos mostremos hiper positivos es posible que en silencio queramos salir como lo hacíamos antes. Pero lamentarnos de no poder hacerlo no nos sirve de nada y tampoco nos sirve refugiarnos en la bebida, la comida o peor tantito las drogas. Te voy a compartir algunas cosas que yo he estado haciendo y que me han funcionado para no pasar todo un día de malas.

Hagas lo que hagas no te levantes a trabajar

Es muy común en estos días para los que tenemos miles de pendientes, basar nuestras horas productivas del día unicamente sacando lso pendientes de la oficina y te digo qué…. tienes que empezar a vivir de otra forma. Ya que estamos en casa y resulta bastante frustrante no salir, adopta medidas drásticas. Establece un horario para trabajar pero antes de ello, por favor distraete. Levántate a hacerte de desayunar, a regar tus plantas o a hacer un poco de yoga. El ejercicio matutino puede activar tu sistema nervioso y te ayudará a ser mucho más productiva.

La meditación puede traer todos estos cambios positivos a tu vida

No te des tantos gustos comestibles

Las penas con pan se alegran…. tal vez una ves a la semana. Pero si estas recurriendo a la comida como un escape emocional, tengo que informarte que te puedes enfermar y no es algo sano. Yo me di cuenta que en estos días msi pedidos de comida a domicilio los hacía cuando me estaba sintiendo mal de ánimos. Al final me calmaba la comida, pero solo por unos momentos. El problema es que no puedes basar tu felicidad en comer rico, porque tu cuerpo no necesita esa pizza, y tampoco tu mente. Tienes que empezar a equilibrarte de otras formas, especialmente si no estas haciendo ejercicio.

Cómo darte un gusto sin que tenga demada azúcar

Bajos ánimos para entrenar

Sí la verdad es que con tanto tiempo de encierro las ganas de entrenar se van haciendo menos. Pero te cuento qué, un poco de música y algo de motivación visual te puede ayudar a continuar. Yo cometí la equivocación de darme chance un día que me sentía mal… mañana lo hago.El problema de esto es que comenzamos a sentir demasiada autocompasión y acabamos sin hacer nada por nosotras. Así que no te rindas echale ganas, prende algo de música y recuerda que esto te ayuda a mantenerte saludable.

Si te sientes mal respira

Justo hace algunos años yo sufría de repetidos ataques de ansiedad. En aquel entonces aprendí algo importante, y es que cuando tienes el estrés a tope necesitas dejar pasar aire a tu cuerpo. El estrés hace que respires entrecortadamente y eso se nota mucho más cuando lo haces consciente. Así que respira profundamente y tomate unos minutitos para llorar, pegarle a una almohada, saltas y hacer cualquier cosa que tu cuerpo te pida para reiniciarse. En ocasiones una siesta puede servir.

No duermas de más

Una clara señal de que estás deprimida es que amas estar en tu cama, te sientes todo el tiempo cansada y desvelada. Dormir más de las 8 horas que te corresponden no van a aliviar tu cansancio. Eso te lo aseguro. Así que duerme lo necesario sin excederte. Levántate temprano y aprovecha las horas del día. Este no es un receso para dejar de vivir, sino para reformular y adaparnos.

Pero sobretodo quita de tu mente los malos pensamientos. Si empiezas el día deseando estar en el pasado, es muy probable que pases todo el día de mal humor. Deja de vivir en ese pasado, vive hoy en el presente.

Este video te puede gustar