Cómo puedes sincronizar tu deseo sexual con el de tu pareja

Estamos de acuerdo en que el sexo con nuestra pareja es buenísimo. Sin embargo, más allá del contacto físico, existe una forma de intimar emocionalmente que no siempre se logra en esta situación. Mejorar las técnicas para sincronizar tu deseo sexual con el de tu pareja sin descuidar tu propio placer es posible.

El deseo es diferente

Sabemos que el deseo masculino y femenino tiene sus propias particularidades. El deseo femenino nace a través de la seducción. Sin esta la llama de la pasión simplemente permanece apagada. En cambio, el deseo masculino puede encenderse ante cualquier estímulo visual, auditivo o sensorial. Claro que existen momentos en los que ambos pueden sincronizarse sexualmente, por ejemplo durante el enamoramiento. En esta etapa ambos tienen una conexión mucho más vívida. Debes saber que tu deseo sexual cambia conforme la relación avanza. Por esa razón se tiene que trabajar para conseguir la sincronización de la pareja.

¿Qué hacemos para tener esta sincronía?

Existen algunos puntos importantes para que ambos puedan tener una vida sexual satisfactoria. Por ejemplo:

  • Planifica tus encuentros eróticos. Es imposible tener sincronía cuando ambos viven la vida laboral de locos que tenemos hoy en día. Planear una velada con lencería especial, algo de música y aceites esenciales siempre será de gran ayuda para encender la pasión. Recuerda que no solo tú tienes que dar, es justo que le digas a tu pareja lo que te gustaría que te hiciera.
  • Cambiar la rutina. Es horrible que tu pareja llegue con todas las ganas del mundo y piense que por solo tener ganas tú también. Bueno, en vez de enojarte y dejar que haga lo que quiera contigo y termines frustrada mejor invítalo a que te seduzca. Convierte la seducción en un juego sin el cual él no puede llegar a su objetivo.
  • Disfruta tu sola. Sí, la masturbación puede ayudar a tu relación amorosa. En este sentido encuentras lo que realmente te gusta y guíes a tu pareja a que lo haga. Lamentablemente las películas nos arruinan la ilusión. Mientras sigamos pensando que ellos tienen un chip con el que detectan qué te gusta y qué no, nunca vas a tener una vida sexual plena. Habla con él.

Finalmente, no olvides que sin amor el sexo no vale mucho la pena. Recuérdale a tu pareja cuánto lo quieres todos los días, la pasión debe venir acompañada de amor incondicional. No hay nada que convierta el sexo en algo más satisfactorio.

Este video te puede gustar