Puedes parar en el psiquiátrico por compradora compulsiva

Una de mis hermanas solía ser fanática de las compras. No había día que llegara a la casa sin una bolsa con alguna novedad, que a veces ni usaba y terminaba regalándome. Le decíamos que era una adicta a las compras, pero en sus treinta y tantos las cosas cambiaron para bien. En el mundo hay muchas mujeres como ella que se sienten atraídas por los aparadores. Lo que no se imaginan es que por esa adicción podrían terminar en el psiquiátrico.

¡Sin control!

Y conste que esto no es mi hipótesis por lo vivido con mi hermana, sino de la profesora Gabriela Orozco Calderón. La catedrática de la Facultad de Psicología de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) explicó que la oniomanía es el término que se usa para describir a los compradores compulsivos; estos tienen las características de adquirir y sentir que no se controlan, de acuerdo con la gaceta de la UNAM.

Conducta adictiva

Sin embargo, la maestra detalló que esa “actividad” no es parte de los manuales psiquiátricos; sin embargo, es similar a la ludopatía, adicción a los juegos de azar, que es parte de las conductas adictivas.

Atleta en las rebajas

En español quiere decir que eres una atleta al comprar, sí tienes una adicción. Antes de que lo niegues, porque el primer paso de la aceptación es la negación, analiza algo. ¿Algunas vez (o veces) has comprado algo y luego has sentido culpa? Si esto te pasa, ¡claro que eres una compradora compulsiva!

Mi consejo (y secreto)…

Antes de que mueras de ansiedad, hay que aclarar que en todo hay niveles. Puede que tu adicción sea “leve” y eso quiere decir que estás a tiempo de controlarla. Por ejemplo: antes de comprar algo me pregunto si lo necesito o sólo quiero darme un gusto. Si lo necesito (hay que ser honestas), lo tomo; si sólo lo deseo, analizo cómo está mi situación financiera. Pero si sientes que necesitas ayuda, puedes acudir con un psicólogo y exponerle la situación, ya que esta adicción tiene un trasfondo que conlleva ansiedad e insatisfacción.

Este video te puede gustar