Cómo puedes empezar a mostrar iniciativa en la cama

A muchas de nosotras nos aterra tomar la iniciativa en la cama por miedo a parecer desesperadas. Sin embargo, a ellos les encanta que la mujer dé el primer paso. Aunque no lo creas, es bueno tener la iniciativa de vez en cuando. Hacerlo puede mejorar la relación y fortalecer la comunicación de pareja. Te compartimos algunos consejos para tomar la iniciativa en la cama sin que te dé pena o miedo.

Muchos hombres se quejan de que siempre tienen que tomar la iniciativa, pues si la mujer no quiere tener sexo se molesta, y si ella quiere pero él no, también se enoja. Es todo un dilema para ambos. Para tu hombre es importante que puedas expresarte libremente sin temor ni pena, pues como tu pareja busca entenderte.

Elimina las falsas creencias

Antes se creía que la mujer era fácil si seducía a un hombre para tener relaciones sexuales. En la actualidad es normal que ambos sexos jueguen al coqueteo y a la seducción. Así que olvida todas las falsas creencias que te contó mamá acerca de la seducción o los juegos sexuales, pues ya no importan. Diviértete con tu pareja y deja de tener miedo a lucir mal. Además ¿quién se va a enterar? Así es, ¡nadie!

Ten claro que no será fácil

Al principio no será fácil tomar la iniciativa en la cama, sobre todo cuando toda tu vida has creído que está mal. Para que sea más fácil necesitarás la ayuda de tu pareja. Así él te guiará y te motivará a conocer las pautas de este proceso sin que te sientas cohibida o rara. Ten en cuenta que debes abrirte totalmente con tu pareja, pues el confía en ti como tú en él.

Vence los temores

Necesitas vencer tus temores para eliminar esta actitud ansiosa. Recuerda que tú también tienes derecho a expresar lo que sientes y a recibir el tipo de placer que deseas.

Ten seguridad propia

La mejor manera de vencer tus miedos y empezar a confiar en tus capacidades de seducción en la cama es empezando por ti misma. Una mujer insegura no es capaz de lograr lo que se propone, así que es hora de trabajar en tu seguridad. Empieza por preguntarte: ¿qué tanto me quiero?, ¿me encanta cómo luzco?, ¿qué tan buena soy?

Confía en tu pareja

Y el último paso más importante es confiar en tu pareja en todos los aspectos. Si la confianza en la relación no existe, difícilmente te animarás a tomar la iniciativa. Tu pareja confía en ti, entonces él también merece que tú deposites tu confianza en él.

Este video te puede gustar