¿Puedes elegir entre tener hijos o una carrera para encontrar tu felicidad?

El dilema por el que muchas mujeres pasan es acerca de qué camino elegir para alcanzar  felicidad. Algunas piensan que tener hijos es lo ideal, mientras que otras optan por el sendero profesional. Sin embargo, es una gran incógnita que tal vez nunca sea resuelta en su totalidad.

Elegir entre el trabajo y los hijos

Cuando vemos desde afuera la situación de una mujer con familia y trabajo, creemos que es muy sencillo tomar decisiones. No es así, pues las mamás que viven esta situación, están en constante batalla entre el hogar y el trabajo. El estrés surge al querer encontrar un equilibrio entre ambos aspectos de la vida.

No te sientas presionada

Si has estudiado y tienes un título profesional, no debes sentirte obligada a usarlo. Tampoco debes dejar de lado tu carrera si en algún momento te conviertes en mamá. En cambio, si eres madre soltera, la elección entre los hijos y el trabajo se hace más difícil. No obstante, sabes que tienes que trabajar para poder sacar adelante a tu familia.

Blanco y negro

Para que no tengas que elegir entre una y otra cuestión, puedes considerar soluciones con las que puedas abarcar ambos aspectos. Ve marcando los pros y contras de cada actividad hasta que logres encontrar un equilibrio. Si no tienes idea de cómo hacerlo, esto te servirá.

Marca tus prioridades

Sé sincera contigo misma y marca tus prioridades con base en lo real. Puedes decir que tu familia es lo primero, pero con tus acciones demuestras lo contrario. El punto para poder hacer la lista, es que seas 100% honesta contigo.

Enfócate en el momento

A veces no disfrutas ninguna cosa que haces porque estás pensando en lo pendiente. Si estás en el trabajo, enfócate por cubrir todo lo referente a ese aspecto. Lo mismo pasa si estás en casa, deja de lado lo que tiene que ver con el trabajo y disfruta el momento con tu familia.

Busca otras opciones

En caso de que sientas que tu trabajo no te satisface en su totalidad, busca nuevas opciones. Conviértete en una emprendedora y comienza tu propio negocio. Si lo administras de manera correcta, podrás elegir el tiempo para estar con tu familia y para trabajar.

Este video te puede gustar