Bloquear tus emociones puede dañar tu cuerpo

En el ámbito de las emociones, muchas veces somos las más malas del mundo con nosotras mismas. Mientras unas somos viscerales y nos hacemos las “fuertes” ante cualquier situación, otras chicas pasan sus días desbordando lágrimas. A veces incluso siendo víctimas de sus propios impulsos. ¡Vaya que somos complicadas! Por otra parte, bloquear tus emociones simplemente no es la opción.

Vivimos todo el tiempo atadas a un sinfín de creencias erróneas, moldes autoimpuestos y demás prejuicios que solo nos convierten un mujeres que se atacan a sí mismas. Por supuesto que tú no pasas el día tratando de deprimirte o hacerte sentir mal contigo misma. Sin embargo, cuando una emoción es abrumadora y decides dejar de sentirla, sí te estás haciendo daño; incluso a nivel físico.

El daño que generan los bloqueos en tu cuerpo

Resultado de imagen para emotional gif

Tus emociones juegan un papel fundamental en la salud de tu cuerpo. Empezando por el estrés, que es una condición que se da a partir de una emoción. A menudo interiorizamos los estímulos que vienen del exterior. No me digas que nunca te ha dolido la cabeza después de un mal día o te han entrado ganas de dormir de más cuando estás muy triste. Las emociones pueden dañar tu cuerpo de muchas formas. Algunas manifestaciones son depresión, colitis nerviosa, eczema y un sinfín de condiciones médicas. Sé consciente de que tu mente y tu cuerpo están conectados. Puedes controlar y darle medicamentos a tu cuerpo. Sin embargo, si no eres consciente de que tus emociones pueden causarte enfermedades, solo encontrarás una solución momentánea a tus dolencias físicas.

Aprende a controlarlas

Resultado de imagen para emotional gif

De ahí partimos a cómo aprender a controlar nuestras emociones. La realidad es que controlarlas no es fácil. El mejor consejo que puedo darte, por extraño que suene, es: no intentes controlarlas. Tenemos una grave obsesión por tener el control de todo en nuestras vidas, que sin quererlo nos encasillamos en malos hábitos, relaciones adictivas, y de más. Deja que tus emociones fluyan sin que se desborden. Renuncia a ser la policía de tus emociones, siéntelas. Por algo nos dieron la posibilidad de tenerlas. Las emociones nos ayudan a experimentar nuestro mundo. Date la oportunidad de sentirlas sin que se vuelvan un “cáncer”. Deja que la vida pase y fluya tan libre como se pueda.

Deja de bloquear tus emociones, vive, siéntelas y luego déjalas ir para que no te enferman.

Este video te puede gustar