Pros y contras de la educación en casa para tu pequeño

Últimamente se escucha más acerca de la educación en casa. Pues bien, este método de enseñanza tiene sus pros y sus contras. Conoce un poco más acerca del asunto y cuéntanos qué opinas del tema.

¿De qué se trata la educación en casa?

La decisión de educar en casa a los niños puede llegar por distintas situaciones. Fuera de lo económico, existen padres que quieren un tipo de educación diferente para sus hijos. Se ayudan de blogs de apoyo en los que familias similares a ellos dan ideas acerca de este tipo de educación y se brindan apoyo mutuo. Para que este tipo de educación tenga validez se debe acudir al sistema de educación correspondiente en cada país  y ver la forma de hacerlo legal. Pues si bien la educación en casa puede ser fructífera, las certificaciones académicas siempre serán indispensables para ingresar a cualquier universidad. Prácticamente se trata de una pareja dedicada a educar a sus hijos al 100%. Dedican tiempo y esfuerzo a organizar las clases correspondientes e inclusive los exámenes.

Un mayor rendimiento académico

A pesar de que muchos padres pretenden que sus hijos tengan un mayor rendimiento académico usando este tipo de educación, no todos tiene la paciencia de estimular la mente de sus pequeños. A veces tampoco cuentan con la personalidad que se requiere para transmitir la información a los pequeños. Se dice que para que este tipo de educación realmente funcione ambos padres deberían conocer sobre pedagogía. De hecho, también deberían tener un amplio conocimiento sobre lo que están enseñando. Finalmente, si se tiene la pasión por enseñar y la capacidad para ello, este tipo de educación puede rebasar los sistemas de educación en vigor.

Qué pasa con lo social

Evidentemente la convivencia con niños de su misma edad se vuelve un problema, si tus hijos no realizan a actividades extracurriculares. La interacción con niños de su edad es parte importantísima de su crecimiento. No es lo mismo convivir con sus hermanos a hacerlo con niños sin parentesco. Aunque en este aspecto las familias que educan en casa, se defienden diciendo que lo social también puede darse en familia. Al ser criados en casa pueden evitar que se lleven por lo que dicen los demás.

La tolerancia a la frustración

Las personas en desacuerdo con este tipo de educación argumentan que los niños crecen sin tolerancia a la frustración. Cómo todos sabemos, la vida nos va dando lecciones, ya sea teniendo un mal maestro o un compañerito odioso en la escuela. Proteger a nuestros hijos de pensamientos ajenos y personas externas a la familia puede ser un error. El día de mañana cuando sean adultos, ¿que pasará cuando se enfrente con la frustración?

Estos son los pros y contras de la educación en casa, ¿qué opinas al respecto?

Este video te puede gustar